CNTE toma gasolineras, carreteras y aeropuertos

En la terminal de autobuses de primera clase de la capital del estado, los manifestantes han impedido durante las últimas 48 horas el ingreso y salida de pasajeros y camiones.

Oaxaca

En su segundo día de protestas para rechazar la federalización de sus pagos quincenales, activistas de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realizaron durante 13 horas la toma de seis gasolineras en la ciudad de Oaxaca, además de mantener un cerco en la terminal de autobuses de primera clase y apoderarse del acceso principal del aeropuerto y realizar acciones de vandalismo en la pista de aterrizaje.

Además, durante seis horas tomaron diversos puntos carreteros que despejaron luego de que se instaló una mesa de negociación con autoridades estatales y federales.

LAS ACCIONES

Los activistas de la CNTE avanzaron de su campamento instalado en el centro histórico y se desplegaron en brigadas móviles a cada uno de los puntos de protesta.

Se reportó que los maestros buscaron apoderarse de las bombas que abastecen el combustible, sin embargo, las estaciones de servicio fueron cerradas con anticipación por sus propietarios a manera de contingencia para evitar robos y saqueos.

En la terminal de autobuses de primera clase, los docentes han impedido en las últimas 48 horas el ingreso y salida de pasajeros y autobuses.

En tanto, otro contingente se apoderó durante 11 horas de la pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Oaxaca, e instaló un cerco en el acceso principal.

Ante la protesta magisterial se determinó cancelar los vuelos previstos y se optó por desviar las llegadas al no existir condiciones para el aterrizaje de las aeronaves.

En tanto, en la región del Istmo de Tehuantepec, los activistas cerraron durante seis horas la carretera panamericana a la altura del municipio de  Juchitán de Zaragoza, así como en el acceso del puerto de Salina Cruz.

En ciudad Ixtepec, los maestros se apoderaron de la caseta de cobro de la autopista, mientras otro grupo bloqueó la carretera Transístmica en Matías Romero.

También cerraron  la carretera que conduce a Chiapas, a la altura de la población de Zanatepec.

Otro grupo de profesores cerró por segundo día consecutivo la carretera federal 190, a la altura del municipio de Nochixtlán en el entronque con la autopista Cuacnopalan-Oaxaca.

En contraparte, el cierre del acceso al aeropuerto de Bahías de Huatulco, por parte de la CNTE, duró menos de tres horas porque los docentes fueron enfrentados por prestadores de servicios turísticos encabezados por el alcalde Diego Pacheco que, con insultos y manotazos, logró despejarlos de la vía.

A su vez, el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Oaxaca, Juan Carlos Rivera, y el líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Benjamín Hernández, recriminaron las acciones y bloqueos de los docentes, quienes “asestan un golpe mortal a la economía local”.

Ambos líderes empresariales consideraron que las protestas causaron pérdidas por cerca de dos millones de pesos.

Cerca de las 10 de la noche los activistas determinaron replegarse al acordar una mesa de trabajo con el gobierno de Oaxaca para la atención de incidencias generadas por el cambio de instituciones que ahora se harán cargo de su pago quincenal y se calendarizó para el próximo martes una mesa al más alto nivel con la administración federal.

En la minuta de trabajo firmada se acuerda como primer punto comprometer el pago a los 700 trabajadores de la educación que por algún motivo técnico no recibieron su pago, además de atenderse todas las incidencias que generó el cambio de institución bancaria de Santander Serfin a Bancomer.

:CLAVES

OEA-AYOTZINAPA

Ante el descontento que prevalece por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, el gobierno de México manifestó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) su disposición para solventar cualquier gasto para la investigación que realizan en el país.

El embajador del país ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Emilio Rabasa, señaló que si bien el Estado ya ha desembolsado un millón de dólares para los gastos iniciales, en caso de que sean insuficientes se puede realizar un segundo depósito al organismo internacional.