CNTE se toma 3 días más para reorganizar plantón

Maestros disidentes liberan banquetas del hotel Meliá; alejarse de las mufas en mal estado es la prioridad hasta el momento.
Zona de la Ciudad de México afectada por la protesta magisterial.
Zona de la Ciudad de México afectada por la protesta magisterial. (Nelly Salas)

México

Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) fijaron tres días más de plazo para reorganizar el plantón instalado en el Monumento a la Revolución, por lo será hasta el próximo domingo cuando haya una definición clara.

Sin embargo, los docentes no garantizaron un eventual reacomodo que permita liberar el circuito vial de Plaza de la República, porque su prioridad es solo alejarse de las zonas de riesgo, es decir, donde hay subestaciones eléctricas conocidas como mufas.

"Alrededor de la plaza del Monumento a la Revolución hay algunas mufas que presentan un riesgo por mal mantenimiento y con la lluvia algunas quedaron inundadas", señaló David Estrada, secretario de Relaciones de la sección 22.

"Vamos a revisar esa situación para movernos de esos espacios y evitar riesgos para los compañeros. Entonces, la liberación del circuito va a depender de los resultados que arroje la revisión."

Ante los pretextos de los disidentes para reducir el plantón, comerciantes de la zona afectados no descartaron que haya enfrentamientos entre empleados y maestros.

"Tal vez se pudieran dar, porque los trabajadores están muy enojados. Nosotros como jefes los hemos apaciguado, pero los empleados de los negocios están desesperados y nosotros no sabemos si en determinado momento los podamos contener y pueda haber algún enfrentamiento con la CNTE", advirtió Margarita Baños, administradora del Correo Español.

El viernes pasado los maestros anunciaron que compactarían su campamento, por lo que ayer la Dirección Política Nacional de la CNTE nombró una comisión que realizó un recorrido para cumplir este objetivo.

"Nos dimos de plazo viernes, sábado y domingo para empezar a hacer las adecuaciones. Se debe dejar un espacio dentro de la plazuela del Monumento a la Revolución para los actos político-culturales y alrededor de ellos los espacios correspondientes para las carpas", agregó David Estrada.

Al mediodía hubo un reacomodo parcial de una parte del campamento. Un grupo de maestros de Oaxaca liberó la banqueta del hotel Meliá para reagruparse sobre la plancha del monumento, mientras docentes veracruzanos abandonaron sus carpas en la misma acera, frente al ISSSTE.

En tanto, profesores de Chiapas liberaron una parte del circuito de la Plaza de la República, entre las calles José María Iglesias e Ignacio Vallarta, donde colocaron retardadores de velocidad hechos con trozos de llantas.

Hasta anoche la CNTE solo había retirado algunas mantas y lonas de la zona. No obstante, los maestros pusieron con aerosol marcas rojas en el piso para señalar dónde deberán reinstalarse en los próximos días los relevos que llegan de los estados.

En días pasados el titular de la Secretaría de Gobierno del DF, Héctor Serrano, aseguró que se compactaría el campamento de la disidencia sindical.

Durante un recorrido se constató que la banqueta que ha estado liberada es la que se encuentra frente al Frontón México, donde están instalados los baños portátiles que utilizan los integrantes de la CNTE. En la calle contigua, Ponciano Arriaga, por donde corre el Metrobús, siguen las casas de campaña.

Personal de la delegación Cuauhtémoc realizó un recorrido en las inmediaciones del Monumento a la Revolución para retirar a los ambulantes que se encontraban en este punto, situación anunciada por el Gobierno del Distrito Federal, que llegó a registrar hasta 350 comerciantes.

Personal de Protección Civil revisará la zona, a fin de vigilar el uso de gas e indicar dónde no se pueden realizar tomas para la iluminación, además de hacer las recomendaciones necesarias para evitar cualquier siniestro en el campamento.

[b]Claves

Próximo plazo[/b]

Integrantes de CNTE se tomarán viernes, sábado y domingo para deliberar y decidir si compactan el campamento instalado en el Monumento a la Revolución.

En un recorrido realizado ayer por MILENIO se constató que la única banqueta liberada es la que está frente al hotel Meliá, mientras otros maestros abandonaron algunas carpas instaladas frente al ISSSTE.

Algunos locatarios ubicados en torno a la Plaza de la República manifestaron que sus empleados están desesperados por los bloqueos y no descartaron enfrentamientos con profesores.