En caso Iguala falta atención a víctimas: CNDH

Señala que a 10 meses de lo ocurrido no se han integrado las fichas de identificación para establecer los perfiles de identidad de los estudiantes.
El ombudsman nacional habló en conferencia de prensa.
El ombudsman nacional habló en conferencia de prensa. (Héctor Téllez)

México

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos consideró que a las víctimas de los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero, donde desaparecieron 43 normalistas de Ayotzinapa, les ha faltado atención, por lo que solicitó crear un plan integral de reparación del daño.

En su informe "Estado de la investigación del caso Iguala", la CNDH también solicita a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas elaborar un estudio de impacto psicosocial a nivel colectivo, familiar e individual.

En conferencia, el ombudsman nacional Luis Raúl González Pérez dio a conocer que el informe señala 32 observaciones a la Procuraduría General de la República, a la fiscalía de Guerrero, al municipio de Iguala y a la comisión de víctimas.

Asimismo, destacó que en "estos momentos no ve la necesidad" de abrir los cuarteles en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y explicó que "en algún momento se nos planteó ir al de Iguala, entramos en contacto con los familiares en ese momento, pero ellos nos dijeron que tenían otra agenda en ese momento y esto no se concretó".

El ombudsman consideró que la versión histórica de la PGR sobre los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre es "incompleta", por lo que presentó 32 observaciones a la PGR ante las omisiones que encontró en su investigación.

Dijo que no se ha desahogado un conjunto de diligencias que se estiman indispensables en la investigación ministerial.

En la conferencia de prensa, José Larrieta, titular de la oficina especial para el caso Iguala de la CNDH, dio lectura a los señalamientos, entre los que destaca que a 10 meses de los hechos no se han integrado las fichas de identificación para establecer los perfiles de identidad de los desaparecidos, básica en los procedimientos de búsqueda. Porque contiene datos específicos, como el tipo de sangre, intervenciones quirúrgicas, señas particulares, tatuajes, cicatrices, huellas digitales, entre otros.

Señala que deben continuar las acciones de búsqueda hasta agotar las líneas de investigación, sobre las versiones de la posible ubicación de los estudiantes. Una afirma que se encuentran en la sierra de Guerrero, otra que en Apango ya apareció uno con vida y la tercera que están autosecuestrados.

Pidió obtener la georreferencia de los teléfonos celulares de dos de los estudiantes, que presuntamente habrían enviado un mensaje, y otro de ellos llamó los días 26 y 27 de septiembre, que considera son fundamentales para la "ruta de la desaparición".

También para la CNDH es importante conocer cómo se conformó el grupo de estudiantes que fueron a Iguala y quiénes los organizaron.

Además, cumplir con las órdenes de detención pendientes de ejecutar. Así como investigar a 11 inculpados, quienes "únicamente son mencionados por su apodo y que aún no han sido investigados, ni determinada su identidad".

Más peticiones

La CNDH solicitó que se investigue la posibilidad de que hubieran actuado contra los estudiantes en Pueblo Viejo y Cerro La Parota, porque en el expediente existen referencias de un individuo perfectamente identificado, quien puede aportar información. Así como de dos sujetos más que son referidos por su sobrenombre.

Recomendó a la PGR coordinar acciones para solicitar la colaboración de instancias internacionales, "con objeto de evitar que los inculpados del caso evadan la acción de la justicia buscando ocultarse en otros países".

Además de tomar testimonios de las personas que tienen su domicilio en la zona aledaña al lugar de los hechos, porque algunos estudiantes se resguardaron en casas cercanas.

La CNDH destaca que son importantes las declaraciones y ampliaciones de éstas de algunos efectivos de las policías, estatal, ministerial y federal, así como de militares destacamentados en Iguala y Cocula.

Estimó que se requiere la comparecencia de cuatro soldados, "cuya actividad estaba enfocada a la recepción de información sobre el acontecer cotidiano en la vía pública respecto a la seguridad. También la de otros tres militares que acudieron con posterioridad a los lugares de las agresiones y dos elementos más, uno que "rendiría testimonio relacionado con actos del entorno prevaleciente la tarde noche de los hechos y, otro que podría rendir declaración sobre las circunstancias tangenciales en que acontecieron, pero que pudieran tener relevancia para la investigación".

Obtener declaraciones

Dijo que se requiere obtener las declaraciones de los buzos de la Marina para que precisen las circunstancias en las que se efectuaron los hallazgos en el río San Juan.

También desahogar la diligencia de reconstrucción de hechos, porque en el expediente se advierten recreaciones individuales, diligencias aisladas que "no reúnen los requisitos legales para estimarlas como una reconstrucción de hechos"

Llamó a resolver lo que en derecho proceda a las circunstancias del fallecimiento de Alexander Mora Venancio, a quien se identificó con fragmentos óseos.

Ubicar a los líderes de Guerreros Unidos y Los Rojos, y a los encargados de operar financieramente para esos grupos, sicarios, halcones, empresas utilizadas como fachada para ocultar recursos ilícitos, además de seguir la ruta del dinero de éstos y conocer qué servidores formaban parte de esas organizaciones.

También se hicieron sugerencias a la Fiscalía Especial del Estado de Guerrero que señala peritajes contradictorios en la muerte de Julio César Mondragón Fontes, a fin de establecer si fue una acción intencional de desollamiento o pudiera ser consecuencia de la fauna de la zona.

Al municipio de Iguala le señala que "no basta que haya instalado formalmente el Comité de Consulta y Participación Ciudadana, sino que es imperativo que empiece a desarrollar sus funciones.