En la CNDH, otra queja contra maestro acosador

La Universidad considera "falaces, sesgados y de mala fe" los planteamientos sobre ese tipo de casos; la comisión reprocha a la casa de estudios "argumentos contrarios a la realidad".

México

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) informó que fue presentada otra queja contra el profesor de Física de la Preparatoria 9 de la UNAM, quien ejerció violencia contra una joven de 16 años.

Lo anterior generó un intercambio de señalamientos entre esas instituciones. La UNAM consideró que los planteamientos de la CNDH sobre situaciones de acoso sexual "son falaces, sesgados y de mala fe", mientras la CNDH lamentó que las autoridades universitarias expresen comentarios contrarios a la realidad.

El martes pasado, la comisión informó sobre una recomendación que entregó al rector José Narro por el caso del profesor de Física que ejerció violencia sexual contra una alumna para aumentarle calificación.

Con base en esa información, fue interpuesta otra queja en la CNDH contra el mismo maestro, por lo que de inmediato comenzó la investigación.

En la queja, la víctima aseguró haber sido asediada cuando tenía 16 años y cursaba el último grado de preparatoria.

Indicó que el docente, "aprovechando su cargo, la hostigaba sexualmente a ella y a las demás estudiantes; les condicionaba aprobar el curso si accedían a sus propuestas sexuales".

"Detalló cómo la acosó y que por el temor que le provocaba el profesor, a pesar de lo abrumada y acorralada que se sentía, no se atrevió a denunciar los hechos en su momento", pero lo hizo ahora al conocer la recomendación 45/2013 de la CNDH.

La comisión informó que investigará a fondo el caso, "ya que presuntamente se trata del mismo docente, quien tenía antecedentes por ese tipo de conductas y "no ha sido sancionado administrativa ni penalmente".

En entrevista con Marisa Iglesias para MILENIO Televisión, el primer visitador de la CNDH, Luis García, señaló que ante la primera queja la UNAM mostró "indolencia", "abandono" e incluso "complicidad".

Horas después, la Universidad consideró que los planteamientos de la CNDH sobre situaciones de acoso sexual en esa institución "son falaces, sesgados y de mala fe".

En un comunicado, sostuvo que reprueba el acoso ejercido por el profesor Teodoro Castro, ante el que se actuó en consecuencia.

"El maestro fue despedido y se acompañó a la alumna a la presentación de la denuncia penal, además de que se ha participado en el desahogo de los requerimientos ministeriales", aseguró.

Señaló que dentro del plazo que marca la ley se dará a conocer la respuesta a la recomendación de la CNDH. El recurso "merecerá de parte de la UNAM una respuesta integral a los planteamientos formulados en los términos que marca la ley y del plazo que vence el próximo 20 de noviembre", garantizó.

Para ello, precisó se ha solicitado a Luis de la Barreda Solórzano, titular del Programa Universitario de Derechos Humanos, que contribuya en el análisis y en la respuesta respectiva.

Destacó que "más allá de que la Universidad aceptará la recomendación referida con las observaciones y precisiones respectivas, llama la atención que se hagan imputaciones directas a la oficina del Abogado General, que en todo momento ha ofrecido su apoyo y sorprenden las afirmaciones de la comisión que faltan a la verdad. Entre ellas, una inadmisible en el sentido de que el caso quedó impune. Al respecto, se reitera, como la propia CNDH lo reconoce en su boletín, que el profesor fue despedido".

En respuesta, la CNDH lamentó que la autoridad universitaria exprese argumentos contrarios a la realidad, por lo que seguirá insistiendo en evitar silencios cómplices en abusos sexuales contra mujeres, en particular alumnas, pero más aún en la afectación de menores de edad. "No existe mala fe" cuando se trata de la defensa de los derechos de las personas", puntualizó.

Alumna denuncia rechazo

Tras denunciar al profesor que la acosó sexualmente en la Preparatoria 9, la joven Vanesa Rodríguez aseguró que sufre rechazo por parte de algunos de sus profesores, además de que no recibió apoyo psicológico ni jurídico por parte de la UNAM, tras sufrir la agresión.

"Después de la recomendación de la CNDH, no ha habido nadie que se me acercara para informarme que ha pasado, ni el abogado, ni la directora, absolutamente nadie, al contrario, le digo a mi mamá que hasta me siento un bicho raro, me siento incómoda, rechazada de alguna manera".

Entrevistada a las afueras de la preparatoria, la estudiante señaló que la mayoría de sus compañeros la apoyaron en evidenciar al profesor, no así algunos de los profesores.

"Este año uno de mis profesores me lanzaba indirectas, nos decía vamos a hacer esto, y después, no vaya a ser que me estén grabando y después me denuncien. Otra maestra dijo que luego los alumnos tienen la culpa de que los maestros reaccionen de cierta manera, y que para empezar no se puede grabar en la universidad, ese es un delito, deberían de contra demandar", comentó. Fanny Miranda/México