Piden senadores que prioridad de CNDH sea Tlatlaya e Iguala

Al iniciar la discusión para elegir al presidente de la CNDH en el pleno del Senado, los partidos coincidieron en que la prioridad debe ser evitar que se repitan los casos de Iguala y Tlatlaya.
El 24 de octubre se publicará en la Gaceta Parlamentaria del Senado la lista de candidatos a la presidencia de la CNDH.
CNDH. (Especial )

Ciudad de México

Al iniciar la discusión para elegir al presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, las bancadas en el Senado instruyeron que la prioridad de quien sea designado para el cargo sean los casos de Iguala y Tlatlaya, e instrumentar las acciones necesarias para que nunca más vuevlan a suceder hechos como esos.

El pleno del Senado discute el dictamen turnado por las comisiones unidas en el que proponen la terna de Luis Raúl González Pérez, Mauricio Farah y Sara Irene Herrerías.

Al posicionar por la Comisión de Justicia, el panista Roberto Gil reconoció que se vive la mayor crisis de derechos humanos en el país, por lo que dijo que la encomienda inmediata es atender dichos casos para fincar responsabilidades.

En tanto, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la perredista Angélica de la Peña, demandó que quien encabece la CNDH por los siguientes cinco años mantenga una autonomía en su actuar.

Por el partico Verde, el senador Pablo Escudero reconoció a los que integran la terna al hacer un recuento de sus exposiciones y explicó que el mandato primero para quien tome posesión es que de manera urgente busque a los padres de los normalistas desaparecidos para tomar cartas en el asunto.

Por su parte, la petista Layda Sansores acusó una simulación al discutir un dictamen cuando, afirmó, la decisión de que sea Luis Raúl González Pérez está tomada, e inclusive ironizó en que el abogado general de la UNAM ya debe estar ensayando la toma de protesta en el salón de a lado.

Por el PRI, la senadora Diva Gastelum dijo que el país vive un momento muy difícil en materia de derechos humanos, pues no hemos logrado resolver internamente nuestro propios problemas respetando a las instituciones.

"Somos clientes frecuentes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos", expresó.

Agregó que urge un "corte de caja" para ver dónde está parado el país en la materia, pero, dijo, no es un "reparto de culpas".