Arranca CFE la licitación de obras eléctricas y gasoductos

Son 5 proyectos de infraestructura con un valor de 2 mil 807 millones de dólares; espera que en dos años bajen las tarifas de luz.
Legisladores durante la discusión de las leyes secundarias energéticas.
Legisladores durante la discusión de las leyes secundarias energéticas. (Héctor Téllez)

México

La Comisión Federal de Electricidad comenzó a instalar la infraestructura para cumplir con la reducción de las tarifas de la luz establecida en la reforma energética.

Enrique Ochoa, director general de la CFE, dijo que la baja en el costo de la electricidad depende de dos elementos: la creación de infraestructura —sustituir las plantas que operan con combustóleo por gas natural, que es cuatro veces más económico— y reducir las pérdidas técnicas en las redes de transmisión y distribución. “Esperamos que ambas medidas tengan efecto en, aproximadamente, dos años.

En el contexto de la reforma energética, la CFE arrancó con la licitación de proyectos de energía previstos en el Programa Nacional de Infraestructura. Son cinco obras eléctricas y de gasoductos con un valor de 2 mil 807 millones de dólares.

En conferencia de prensa, Ochoa dijo que se trata de dos gasoductos en el norte del país (El Encino-La Laguna y San Isidro-Samalayuca), dos termoeléctricas (centrales de ciclo combinado Norte III y Guaymas II) y una línea  de transmisión (Huasteca-Monterrey).

A su vez, Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía (Sener), dijo que la nueva infraestructura para electricidad y gasoductos servirá para fortalecer la disponibilidad de los recursos energéticos en el país.

Con estos cinco proyectos se adicionarán alrededor de mil 642 megavatios al Sistema Eléctrico Nacional.

En tanto que al Sistema Nacional de Gasoductos se agregarán 446 kilómetros a la red de transporte de gas natural. Estos proyectos entrarán en operación en su mayoría en 2017.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, México ocupa la posición 79 a escala global en esa materia, la variable mide la confiabilidad del sistema eléctrico respecto a interrupciones en el suministro y fluctuaciones de voltaje.

La CFE invitó a Transparencia Mexicana a participar como testigo social designado por la Secretaría de la Función Pública o bien bajo la figura de acompañamiento, en los proyectos que no se realizan al amparo de la Ley de Obra Pública.

Al respecto, Joaquín Coldwell dijo que la transparencia es de suma importancia, misma que se garantiza en estos cinco proyectos, al “cumplir la normatividad y bajo el imperio de la ley. “Invito a los inversionistas a evaluar el potencial y a participar en estas licitaciones, para crear una mejor infraestructura y generar más empleos”.

SOBRE LOS PROYECTOS

El gasoducto El Encino-La Laguna suministrará gas natural a las centrales de generación de la CFE en Chihuahua y Durango, así como en las regiones centro y occidente; estará interconectado al gasoducto Ojinaga-El Encino y a sistemas de transporte de gas natural que darán suministro al centro y occidente del país.

Se prevé que para 2028 habrá un requerimiento de gas natural de 393 millones de pies cúbicos diarios para las centrales de generación.

El gasoducto San Isidro-Samalayuca, transportará gas natural proveniente de Waha (Texas) hasta la central de ciclo combinado Norte III, en Samalayuca, Chihuahua.

La planta será una instalación de un ciclo combinado con una capacidad neta —condición media anual— de 928 megavatios.

La central de ciclo combinado Guaymas II contribuirá a satisfacer la demanda de energía pronosticada para el noroeste del país, al mantener los márgenes de reserva regional en niveles adecuados, con una capacidad de 714 megavatios.

La línea de transmisión Huasteca-Monterrey es de alta importancia, debido al incremento de la demanda en el norte y a las cargas extra en alta tensión del noreste.

Se estima que para 2016 el enlace Huasteca–Monterrey presentará una saturación en su capacidad de transmisión.