Denuncian anomalías en despidos de CEE

El consejero Javier Garza denunció el intento de remover a dos directores de la comisión, bajo el argumento de que se estaban violentando los principios del procedimiento y sus derechos.
El consejero electoral Javier Garza y Garza dijo que nunca se ha cuestionado a los órganos electorales y esta no debía ser la primera vez.
El consejero electoral Javier Garza y Garza dijo que nunca se ha cuestionado a los órganos electorales sobre un mal procedimiento en su realización y esta no debía ser la primera vez. (Roberto Alanís)

Monterrey

La decisión de remover a los titulares de distintas áreas estratégicas provocó diferencias dentro de la Comisión Estatal Electoral y señalamientos por violaciones en los procedimientos que marca la Ley.

Fue el consejero electoral Javier Garza y Garza quien denunció el intento de remover a dos directores de la Comisión Estatal Electoral, bajo el argumento de que se estaban violentando los principios del procedimiento y los derechos de los trabajadores.

Durante la sesión ordinaria que se realizó hoy al mediodía, en el apartado de anuncios generales se hicieron los señalamientos.

Garza y Garza aclaró que no estaba en contra de los cambios y las modificaciones en la planta laboral, pero esto debe hacerse conforme a la ley.

El comisionado dijo que nunca se ha cuestionado a los órganos electorales sobre un mal procedimiento en su realización y esta no debía ser la primera vez.

Además, subrayó que los cambios que se realicen al interior del organismo electoral del estado deben estar libres de presión.

Al término de la sesión el presidente de la Comisión Estatal Electoral, Mario Alberto Garza Castillo, afirmó que hasta el momento no hay baja en las direcciones de la comisión ni presiones para que ningún empleado deje su puesto.

Aclaró que efectivamente dos colaboradores, Jorge Arnoldo Salazar, de la Dirección de Fiscalización, y Alberto Rodríguez, de la Dirección de Operaciones, habían presentado su renuncia; sin embargo estas no han sido aceptadas aún por los integrantes del Consejo General de la CEE, quienes son los únicos que pueden autorizar este tipo de movimientos dentro del personal.