Buscan "oaxacanizar" la reforma educativa

La sección 22 dice que el Politécnico la avala; el gobierno de Gabino Cué señala que aún está a discusión determinar cuáles elementos se van a sumar sin violar la nueva ley.
El titular de la SEP, Emilio Chuayffet Chemor, sostuvo que aunque las resistencias son naturales, “la reforma educativa se está llevando a cabo en todo el país”.
El titular de la SEP, Emilio Chuayffet Chemor, sostuvo que aunque las resistencias son naturales, “la reforma educativa se está llevando a cabo en todo el país”. (Carlos Baez/Notimex)

Oaxaca

A siete semanas del paro laboral y ante los pocos resultados obtenidos, la sección 22 de la CNTE inició con el gobierno de Gabino Cué mesas de negociación para tratar de integrar su Programa de Transformación Educativa (PTEO) a las leyes secundarias de la reforma educativa, aunque su dirigente, Rubén Núñez, dijo ayer en el DF que estaba suspendida la negociación con el mandatario estatal.

A petición de la Secretaría de Gobernación, las mesas se realizarán en reconocimiento a la autonomía de los estados, y con el objetivo de revisar las leyes secundarias y el impacto que tendrá en cada entidad.

Sin embargo, en la minuta firmada por el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, se advierte que la Segob seguirá fungiendo como interlocutora y mediadora entre el gobierno y los profesores en una mesa única negociadora que desahogue los puntos que se atoren en las agendas.

En este sentido, el director general del Instituto de Educación Pública de Oaxaca, Manuel Iturribarría Bolaños, acotó que hay una gran discusión para determinar que elementos del PTEO pueden ser incluidos en las leyes locales sin alterar las virtudes de la reforma educativa federal.

El director del IEPPO reconoció que si bien el plan propuesto por el magisterio es viable, el gobierno de Oaxaca se encuentra ante un gran dilema, ya que no puede alterar la ley ni la misma Constitución federal para integrar los elementos del Programa que solicita la sección 22.

“Lo que ellos plantean es viable, es un plan que involucra a la sociedad, es decir, que el maestro no sea el único responsable del alumno, sino que se incluya a todos los sectores, y se atienda la problemática con las características de Oaxaca, lo graves es que ya existe una ley federal que no puede ser vulnerada y que se tiene que hacer valer a como de lugar en los términos que fue aprobada”, puntualizó.

Iturribarría Bolaños adelantó que actualmente se busca una comunicación directa con el gobierno federal para que, de ser posible, se puedan agregar algunos elementos del contexto jurídico del PTEO en la ley federal.

“El PTEO es un documento inédito en materia educativa, que ya fue sujeto a una evaluación, calificado por el politécnico y que privilegia la educación”, señaló.

Pese a ello, explicó que para su operación el PTEO necesita que la Federación destine de 3 a 4 mil millones de pesos anuales para regularizar el déficit que se tiene en infraestructura y salarios; además de que el presupuesto tendrá que mantenerse durante los próximos 4 a 5 años para lograr su plena consolidación.

Por lo que, advirtió, de no continuar con el proceso de pago, prestaciones a profesores y la ausencia de infraestructura se generará en el corto plazo una crisis profunda que llevará a la quiebra y a su debacle al

sistema educativo oaxaqueño.

La propuesta, en la que se propone adiciones a la ley local de educación, fue consensuada por el Congreso local un año antes de la aprobación de la reforma educativa; sin embargo, a escala federal sus variantes fueron desechadas, incluso de la discusión y dictamen de las leyes secundarias de la reforma educativa federal.

En tanto que la propuesta inicial, presentada al Congreso de Oaxaca fue desechada por la mayoría de los legisladores, quienes consideraron la propuesta como una mera receta y compendio de buenos propósitos para mejorar la calidad de la educación, sin mostrar un sustento, un modelo científico de calidad.

Por su parte, el líder de la sección 22, Rubén Núñez, insistió en que fue el propio Cinvestav y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), además de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) los que realizaron el compendio de observaciones para que el PTEO pueda ser incluido en la reforma federal.

Por lo que aseguró que su gremio no quiere ser un obstáculo para el mejoramiento de la educación; sino que, por el contrario, pretenden fortalecerla y desarrollarla en todos sus aspectos.

En este sentido, aseguró que los profesores de Oaxaca cumplen su deuda con la sociedad y la educación con este plan alternativo de mejoramiento. “Compartimos la idea de que la educación es el arma fundamental para trasformar al país”.

Núñez detalló que de aceptar su plan éste se empezará a aplicar, en una primera fase, en 400 escuelas hasta concluir, en un periodo de tres años, la totalidad de las 13 mil escuelas de la entidad.

Agregó que, de manera general, los principales componentes del plan para la transformación incluyen tres programas inscritos en dos libros de 400 hojas, cada uno con el objetivo de reducir los indicadores de reprobación y deserción escolar que presenta la entidad.

Además de que el esquema busca hacer valer la figura del colectivo comunitario intercultural, bilingüe para favorecer el esquema de aprendizaje en las escuelas en las que se privilegia la participación de profesores, padres de familia y autoridades de los tres niveles de gobierno para la construcción del modelo educativo. “De lo que se trata es que los alumnos aprendan a aprender y no memoricen”, aclaró.

En cuanto a la evaluación, el dirigente de la sección 22 señaló que se propone un esquema propio más humanista, en el que se exige un plan de posgrados gratuitos para permitir la profesionalización de los educadores.

“Las resistencias son naturales˝

El titular de la SEP, Emilio Chuayffet Chemor, sostuvo que aunque las resistencias son naturales, “la reforma educativa se está llevando a cabo en todo el país”. El funcionario fue entrevistado en la presentación de la Propuesta Educativa de las 240 mil Computadoras Portátiles para Niños de Quinto y Sexto de Primaria.