Con ley federal, busca senador frenar fractura hidráulica

El panista Raúl Gracia Guzmán asegura que esa técnica de perforar pozos afecta el medio ambiente y la salud de los habitantes en donde se aplica.

Monterrey

El senador del PAN, Raúl Gracia Guzmán, propuso crear la Ley Federal para la Prohibición de la Fractura Hidráulica, con el fin de evitar la perforación de pozos verticales que atraviesan las capas de roca y acuíferos.

La técnica de la fractura hidráulica afecta al medio ambiente y la salud de los habitantes del territorio en donde se aplica, además de que las regulaciones legales han quedado a deber en relación con los costos ambientales que tiene, señaló.

"Por ello, propongo que se expida la Ley Federal para la Prohibición de la Fractura Hidráulica, para que se impida la exploración y la explotación de los hidrocarburos no convencionales en el territorio nacional mediante esta técnica.

"La fractura hidráulica es una técnica para la extracción de gas y petróleo de yacimientos no convencionales, generalmente de formaciones de esquistos (shale); esta técnica consiste en la perforación de un pozo vertical atravesando capas de roca y acuíferos, desde la plataforma en la superficie hacia donde se encuentra la capa de esquisto, la cual puede llegar hasta tres mil metros de profundidad", explicó el senador del PAN por Nuevo León.

Según investigaciones realizadas a Pemex Exploración y Producción, al menos 924 pozos han sido perforados mediante esta técnica, de los cuales en Nuevo León existe un registro de 182 pozos.

Además, en Coahuila se tiene un registro de 47 pozos; Puebla, 233; Tabasco tiene 13 pozos; Tamaulipas 100; y Veracruz, 349.

Gracia Guzmán precisó que al intensificar el proceso de búsqueda de las reservas de gas de lutitas y al acelerar la extracción de este tipo de gas, se reconfiguró el mapa de países con reservas de gas.

Esta reconfiguración quedó de la siguiente manera: para el gas shale, China, Argentina, Argelia, Canadá, Estados Unidos y México son los cinco con mayores reservas de este gas; y en el caso del gas shale oil, los cinco países con mayores reservas son: Rusia, Estados Unidos, China, Argentina y Libia.

El legislador por Nuevo León apuntó que México es un país que tiene enormes reservas de gas shale y gas oil, y la práctica del fracking ya ha sido realizada en su territorio y la ha ocupado Pemex desde 2003.

Sin embargo, la perforación y operación de estos pozos no ha quedado en manos de la paraestatal, ya que para ello ha contratado a grandes empresas petroleras como Halliburton, Schlumberger o Baker Hughes.

Gracia Guzmán indicó que en fechas recientes fechas se dio a conocer que la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente en el Sector Hidrocarburos otorgaron pozos y permisos asignados a Pemex para la apertura de tres campos exploratorios.

En ellos, se pretende hacer uso de la técnica de la fractura hidráulica para la extracción de los hidrocarburos, es decir, realizar la fractura hidráulica con mayor intensidad, lo cual traerá graves consecuencias sobre todo a Veracruz y Tamaulipas, donde se encuentran reservas de gas shale, advirtió.

Dijo que es urgente frenar la fractura hidráulica en México, ya que, de esperar más tiempo, el medio ambiente y la repercusión a la salud de muchos mexicanos se verá afectada por privilegiar esta práctica.