Busca PRI 'poner al día' 60 leyes del campo

El presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería en el Senado, Humberto Cota Jiménez, indicó que con ello pretenden avanzar en el desarrollo del sector.
En el campo se apreció un poco de hielo
Archivo (César Peralta)

Ciudad de México

El PRI en el Senado tendrá dentro de sus prioridades en este periodo ordinario de sesiones, poner al día más de 60 leyes y reglamentos que rigen las actividades del campo, y que no responden a los nuevos tiempos de competencia, ni de los tratados de libre comercio, adelantó Humberto Cota Jiménez.

El presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería, indicó que de esta forma se podrá avanzar en el desarrollo del sector, que es uno de los retos del Presidente Enrique Peña Nieto con su propuesta de reforma profunda del campo, a fin de alcanzar la seguridad alimentaria del país.

No sólo se trata de aplicar un mayor presupuesto, ni contar con la infraestructura que es necesaria, dijo, sino fundamentalmente leyes que puedan estar en ese nivel de competición que implica.

“Hoy tenemos grandes oportunidades, no sólo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte que ha quedado prácticamente rebasado, sino tenemos el gran reto con Asia-Pacífico”, puntualizó el senador priista.

En esta reforma, aseguro, se habrán de incluir los temas de los fertilizantes, los biocombustibles, que son temas centrales para disminuir los costos de producción de la cadena productiva de los campesinos, y para generar alternativas, no sólo para la alimentación, también para la generación de energía.

"La planeación de parte del Gobierno federal a la siembra de los diferentes productos debe ser uno de los temas centrales de la rectoría".

Con la nueva Ley General Agroalimentaria que se va a discutir permitara ubicar al país en el ámbito competitivo.

Respecto a la aplicación de los recursos en el agro, manifestó que se busca darle un enfoque social, porque hasta hace dos presupuestos federales sólo se colocaban cifras récords en los mismos, pero el dinero difícilmente bajaba, sobre todo, a los pequeños productores.