Bronco debe dejar atrás lema 'la raza manda': Ugalde

El ex presidente del IFE dijo que ahora a Jaime Rodríguez le toca representar a los ciudadanos que le dieron su confianza y plantear unmodelo nuevo de gobierno.

Monterrey

El lema "la raza manda" que utilizó Jaime Rodríguez Calderón en su campaña debe quedar atrás y ahora debe ser el mismo Bronco quien presente a los ciudadanos que ya le dieron su confianza, las propuestas y respuestas para manejar el nuevo gobierno, afirmó Luis Carlos Ugalde, ex presidente de IFE.

Invitado por el Consejo Cívico, participó al lado de otros panelistas nacionales y locales, en la segunda parte del encuentro Diálogos por la Democracia.

"Sobre todo en cambiar el esquema de éxito de una campaña en el esquema de éxito de un gobierno, ese tránsito es el reto más difícil de este gobierno.

"El lema de 'la raza manda', debe convertirse en un lema de un gobierno que resuelve los problemas de la ciudadanía, la gente vota para que un gobierno gobierne, la gente no vota para que el gobierno le pregunte a los ciudadanos que quiere de gobierno, la gente requiere un gobierno eficaz, y este es aquel que toma en cuenta la opinión de los ciudadanos", dijo.

Ugalde señaló que un "gobierno por referéndum" no es una fórmula eficaz, porque los ciudadanos están esperando la resolución de los grandes problemas, y aunque algunos puedan querer colaborar en los cambios, la mayoría lo que busca son los resultados.

"Hay una división fundamental en la democracia participativa, la gente elige representantes para que gobiernen, la gente no elige representantes para que pregunten al ciudadano que quieren que haga, la naturaleza ciudadana de un gobierno no es que lo haga en base a preguntarle a la sociedad, sino en base a un gobierno honesto que resuelva las necesidades de la gente.

"Yo no creo que la gente de Nuevo León quiera que el Gobierno le pregunte un día, y otro día, y otro día que hacer, por eso es que creo que un lema exitoso de campaña no es necesariamente la guía para que un gobierno funcione bien en la práctica", puntualizó.

Afirmó que el gobernador electo tiene que plantearse un modelo de gobernanza como no hay otro en México, por el simple hecho de que es la primera vez que hay un gobernador sin partido; este modelo debe combinar inclusión de la sociedad de Nuevo León, planeación, cumplir con la agenda del combate a la corrupción.

Sin embargo, también destacó que en este proceso se debe contar con diálogo con los partidos políticos que van a estar en el Congreso, y no puede estar basado en las expectativas como en campaña sino en un ejercicio cotidiano de gobierno.

"Esto depende más de un ejercicio de introspección del nuevo gobierno, en el que plantee su prioridades, su inversión, su compromiso de comunicación eficaz y eventualmente se puede plantear una nueva estructura de gobierno, pero el esquema fundamental no tendrá cambio porque así está la Constitución", dijo.

Ugalde dijo que el mayor reto de los gobiernos que llegan al poder por un cambio de sistema, como sucedió en el año 2000 con Vicente Fox, es llevar el éxito de una campaña a un ejercicio efectivo de gobierno.