Bloquea la CNTE planta de distribución de Pemex

Toma también dos casetas de cobro y anuncia que ocuparán oficinas gubernamentales y privadas, instalaciones de la Secretaría de Educación local y de la sección 40 del SNTE
Los inconformes montaron un campamento frente a las instalaciones de la empresa.
Los inconformes montaron un campamento frente a las instalaciones de la empresa. (Hermes Chávez)

Tuxtla Gutiérrez

Por segunda ocasión en este mes, pero ahora por tiempo indefinido, maestros en paro por las leyes educativas y las reformas estructurales tomaron la planta de abastecimiento y distribución de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, dando así comienzo a la radicalización de sus protestas, con acciones similares en otros edificios gubernamentales.

Alrededor de las 8 de la mañana unos 850 maestros montaron un campamento frente a las instalaciones de la empresa, obstruyendo la vialidad en ambos sentidos e impidiendo el ingreso y salida de los vehículos tipo pipa que surten gasolina y diésel.

Sin embargo, los trabajadores tienen acceso y salida con relativa normalidad, debido a que solo se afectó la movilización de las unidades.

Rogelio Trujillo, delegado de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), explicó que desde el jueves pasado, por decisión de la asamblea de los docentes disidentes, se acordó apoderarse ayer del inmueble de Pemex, que abastece a la capital del estado y a municipios circunvecinos.

También anunció que en las próximas 24 horas otras instalaciones serán tomadas permanentemente, entre éstas la Torre Chiapas, que alberga decenas de oficinas privadas y gubernamentales; la Secretaría de Educación del estado y la sección 40 del SNTE, ésta última para pedir la destitución del secretario general, Julio César León Campuzano.

Los inconformes tomaron también ayer el control de las casetas de cobro Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez-Chiapa de Corzo.

Trujillo advirtió que las medidas a seguir pudieran ser más contundentes para forzar al gobierno federal al diálogo.

Al respecto, la vicepresidenta de la Concanaco-Servitur, María Eugenia Pérez Fernández, anunció que este martes se reunirá con Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, para buscar una solución a la problemática generada por los maestros, y en caso de que el asunto salga de la competencia del estado, se pedirá su apoyo para acudir a la Federación.

Pérez Fernández, también delegada de la Cruz Roja estatal, denunció que las consecuencias para diversos sectores por la toma del pasado viernes 20 de las instalaciones de Pemex fueron graves, por lo que calificó la situación actual de “pánico generalizado”.

Hace 10 días, los maestros tomaron por primera vez la instalación de Pemex, desbloqueándola 72 horas después, lo que ocasionó compras de pánico y desabasto de combustible que se prolongó por dos días.

La escasez de gasolina provocó también que el transporte público colectivo disminuyera el número de unidades circulantes, además de incrementos de hasta 150 por ciento en la tarifa de los taxis, según denunciaron ciudadanos.

Además de afectar al transporte público, el sector empresarial tiene más pérdidas por la falta de movilidad, situación que empeora el desplome económico en toda la entidad.

La vicepresidenta de Concanaco explicó que junto con los automovilistas que hicieron largas filas para cargar gasolina, las ambulancias debieron acudir a las gasolineras para abastecerse y continuar con los servicios.

Por ello, advirtió que en los días siguientes pudieran presentarse situaciones graves por la falta de combustible.

:claves

Convenio SNTE-IFAI

-El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación firmó un convenio con el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) para transparentar la información y rendir cuentas a la sociedad y a los agremiados sobre esta organización.

-El comisionado presidente del IFAI, Gerardo Laveaga, consideró que eso es un adelanto a la reforma en materia de transparencia, la cual se prevé que obligue a los organismos que reciban recursos públicos a rendir cuentas.

-Laveaga criticó que a diferencia del SNTE, el sindicato de Pemex se ha negado a facilitar a la ciudadanía la información requerida sobre el uso de los recursos.