Blindan Toluca en espera de Peña, Obama y Harper

Cientos de soldados, así como elementos federales y estatales, resguardan la ciudad por la reunión que tendrán los mandatarios.
Policías mexiquenses custodian los lugares donde estarán los líderes.
Policías mexiquenses custodian los lugares donde estarán los líderes. (Javier García)

Toluca

Toluca se convirtió en la ciudad más vigilada del país. Agentes de los servicios secretos de Estados Unidos, Canadá y México se reunieron este domingo en las instalaciones del Palacio de Gobierno mexiquense para afinar los últimos detalles del operativo de seguridad que implementarán durante la visita del presidente estadunidense, Barack Obama, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, a México.

 El miércoles se realizará en Toluca la Cumbre de los Líderes de América del Norte y desde el viernes, cientos de soldados, policías federales y elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México resguardan la capital mexiquense.

 A tres días de la inauguración de la séptima edición de la reunión norteamericana llegaron más integrantes de la Policía Federal a Toluca. A las 14 horas, más de 10 autobuses arribaron al centro de la ciudad para reforzar los patrullajes.

 Las autoridades estatales y municipales también colaboran en el operativo de seguridad. Braulio Álvarez, secretario de Gobierno del municipio de Toluca aseguró que la zona más vigilada será el primer cuadro de la capital.

 “La mayoría de las reuniones se realizarán en edificios públicos, por lo que estamos colaborando para reforzar la vigilancia en lugares como el teatro Morelos, la Plaza Cívica, las instalaciones del Poder Judicial y el Poder Ejecutivo, así como el Cosmovitral”, señaló Álvarez. 

 Desde el viernes, el Centro Histórico se convirtió en un búnker. Soldados colocaron vallas metálicas en la explanada principal y los edificios públicos, ubicados en el primer cuadro de la capital, fueron desalojados para supervisar los inmuebles.

 Los militares también custodian las calles por donde transitarán los contingentes de Enrique Peña Nieto, Obama y Harper.

 Los patrullajes en la carretera México-Toluca también se incrementaron y desde este fin de semana decenas de policías estatales vigilan los puentes peatonales, especialmente los que se encuentran en el circuito vial que transitarán los líderes norteamericanos.

 Las clases serán suspendidas en las escuelas ubicadas en el centro de la ciudad y las calles aledañas al Palacio de Gobierno cerrarán, por lo que algunos autobuses de transporte público tendrán que cambiar su ruta.

 “Los choferes colocarán en sus unidades letreros con las rutas implementadas para que la gente identifique con claridad donde podrá circular”, informó el secretario de Gobierno.