Seré un líder del PRI muy cercano al Presidente: Beltrones

Manlio Fabio Beltrones dijo que esperará la fecha que indique el partido para registrar su candidatura a la dirigencia; aseguró que de ganar, mantendrá una relación cercana con Peña Nieto.
Manlio Fabio Beltrones y Enrique Peña Nieto.
Manlio Fabio Beltrones y Enrique Peña Nieto. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Manlio Fabio Beltrones aseguró que de ser dirigente nacional del PRI, será un líder cercano al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

"Seré un presidente del PRI muy cercano al Presidente de la República, sin ninguna inhibición, sin ninguna inhibición consultaré las veces que sea necesario, para eso somos partido en el gobierno", afirmó en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula.

"Mi relación con Peña es respetuosa pero también amistosa, y coincidimos en que este país debe seguir la ruta de la transformación", dijo.

"Mi coincidencia con el gobierno ha sido porque tengo una comunicación muy ágil con mi gobierno. Si queremos seguir siendo congruentes, vamos a seguir conversando y sobre todo admitiendo lo que puedan ser recomendaciones de por dónde se pueda avanzar", señaló.

El ex gobernador de Sonora dijo que esperará que el partido emita las reglas para saber en qué fecha puede registrarse como candidato a la dirigencia, y que lo hará convencido de que al PRI le toca construir los resultados de las reformas impulsadas por el gobierno federal.

"El Presidente lo que necesita desde el PRI es apoyos", afirmó.

Beltrones dijo que aún no define quién será su compañera de fórmula, pues hay muchas mujeres talentosas dentro del PRI.

MILENIO publicó hoy que, según fuentes del PRI y de los poderes Ejecutivo y Legislativo, Beltrones "será candidato de unidad" para la dirigencia nacional priista y que su compañera de fórmula sería Carolina Monroy del Mazo.

Sobre la candidatura presidencial del PRI en 2018, Beltrones dijo que los estatutos del partido no lo inhabilitan para competir, "pero la lógica indica que el presidente del partido debe ser un buen árbitro, no un jugador".