Ley de Competencia Económica, el próximo martes: Beltrones

El legislador priista aseguró que la política de competencia debe promover la eficiencia económica, no un control proteccionista.
Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados del PRI.
Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados del PRI. (Especial)

Ciudad de México

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, confió en la aprobación de la Ley Federal de Competencia Económica el próximo martes para garantizar plena certeza jurídica a los agentes económicos, y mejorar la calidad y el precio de los bienes y servicios en beneficio del consumidor, el crecimiento económico y el empleo.

“La política de competencia y su marco regulatorio deben ser un medio para promover la eficiencia económica de los mercados, no un instrumento discrecional de control gubernamental que restrinja la actividad económica y castigue el éxito de las empresas”, puntualizó el legislador sonorense.

Beltrones justificó así las noventa modificaciones de la Comisión de Economía sobre la iniciativa de ley propuesta por el Ejecutivo Federal, tras escuchar la opinión de los sectores productivos y de los especialistas en un foro recientemente celebrado en la Cámara de Diputados.

“A pesar del clima de crispación política que lamentablemente vivimos, confiamos en lograr acuerdos con la mayoría parlamentaria para continuar impulsando las reformas necesarias y la transformación del país”, remarcó.

Apostó así a concluir esta misma semana el proceso legislativo que corresponde a la Cámara de Diputados respecto a la reforma constitucional en materia de competencia económica, con cero discrecionalidad, aprobada en junio del año anterior.

En un comunicado de prensa, el líder parlamentario del PRI sostuvo que el dictamen fortalece la certeza jurídica de los agentes económicos con garantías esenciales en los procedimientos de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), una justicia expedita para evitar juicios prolongados y condiciones para asegurar un debido proceso.

“Se han precisado conceptos y métodos regulatorios que podían dar lugar a actos de discrecionalidad de la autoridad y se ha procurado no afectar la capacidad productiva de las empresas en los diversos procedimientos de la Cofece”, agregó.

Según dijo Beltrones, el objetivo estratégico de la Ley Federal de Competencia Económica es generar incrementos en la eficiencia de los mercados, sin inhibir las innovaciones que realizan las empresas para desarrollarse en mercados locales y globales sumamente competitivos.

“El fin último es promover la creación de riqueza y elevar la productividad y la competitividad del aparato productivo, que junto con el tema de la energía, son claves para  beneficiar a los consumidores y la economía de las familias: con todo lo anterior será factible crecer a tasas sostenidas y generar empleos de calidad”, remarcó.