“Entregar la Belisario a Rivas, campaña contra normalistas”

Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43, señala que con este acto responsabilizan a los jóvenes de la muerte del ingeniero; pide que la presea se otorgue a todos los fallecidos.
Funeral del llamado “héroe de la gasolinera”, en enero de 2012.
Funeral del llamado “héroe de la gasolinera”, en enero de 2012. (Félix Márquez/Cuartoscuro)

México

El abogado de los padres de los 43 desaparecidos, Vidulfo Rosales, no se opuso a la entrega de la Medalla Belisario Domínguez a Gonzalo Rivas, “el héroe de la gasolinera”, pero consideró que tiene la intención de mostrar a los normalistas como culpables de su muerte y enfrentar a las familias.

“Está bien que le den la medalla a Gonzalo Rivas, no podemos decir que no... se ha tratado de enfrentar a los familiares de ese señor con los normalistas y que parezca que éstos son culpables de su muerte. El otorgamiento de la medalla va en esa dirección: se quiere presentar a los normalistas como responsables”, señaló.

El representante legal acusó que esta campaña “la impulsan los grupos de derecha y conservadores, y tiene por objetivo golpear a las normales rurales, en particular a la de Ayotzinapa”.

Por ello llamó a entregar también la presea a los dos normalistas fallecidos por los hechos del 12 de diciembre de 2011, cuando las policías federal y estatal intentaron retirar el bloqueo a la Autopista del Sol por parte de los estudiantes, quienes como parte de su protesta quisieron explotar una gasolinera; el ingeniero Rivas, quien trabajaba en la estación, cerró las válvulas para evitar una tragedia mayor, pero resultó con quemaduras en 30 por ciento de su cuerpo y murió el 1 de enero de 2012.

“Hubo dos normalistas asesinados y cinco heridos, y un tercer afectado que fue Gonzalo Rivas... si se va a entregar un reconocimiento, nosotros pedimos que sea a los tres que cayeron”, dijo.

Rosales señaló que “el fuego ya estaba controlado, pues hay un mecanismo activado por la propia gasolinera que evita su propagación... decir que el fuego iba a acabar con Chilpancingo si no intervenía Gonzalo es cuestionable y tendencioso”.

En tanto, el representante de la provincia eclesiástica ante la Conferencia del Episcopado Mexicano, el obispo Adolfo Miguel Castaño, dijo desconocer “la finalidad de la medalla, pero sí creo que hay que darle un reconocimiento a las personas que realizan algo heroico... que la sociedad vea ejemplos de personas capaces de llegar a actos heroicos para ayudar a sus semejantes”.