Basta de impunidad, exige Ricardo Anaya

La falta de consenso obliga a revisar las leyes secundarias, dice el senador Miguel Barbosa.
Los policías impidieron el bloqueo a los dos sentidos de la vía.
Los policías impidieron el bloqueo a los dos sentidos de la vía. (Javier Ríos)

México

Ricardo Anaya, presidente de la Cámara de Diputados, exigió un “ya basta” a la impunidad de los maestros disidentes e insistió en su exigencia de aplicar la ley y despedir a los mentores que acumulen más de tres inasistencias injustificadas a las aulas.

Interrogado sobre las nuevas movilizaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la capital, el diputado panista puntualizó:

“Basta de impunidad en nuestro país. La ley se debe cumplir y, por supuesto, que debe haber despidos en los casos que así lo ordena la ley; uno, porque lo establece la legislación; segundo, porque es un derecho superior el de las niñas y los niños y, tercero, porque el país necesita a las maestras y los maestros dando clases”.

Reprochó el ausentismo de miles de maestros en las escuelas, principalmente en Oaxaca, tras siete semanas del comienzo del año escolar.

“Es un derecho superior de las niñas y niños el que los maestros se presenten a dar clases. Nuestra solidaridad con los padres de familia que lo están padeciendo directamente y convencidos de que lo que el país necesita es que los maestros estén las aulas y no en las calles. Basta ya de impunidad, debe aplicarse la ley”, insistió.

Al respecto, Emilio Gamboa, coordinador priista en el Senado, demandó a los maestros de la CNTE que ya dejen la ciudad y respeten a los habitantes, al exigir que se cumpla la ley.

Manifestó que se debe mantener el diálogo, pero aclaró que aunque los maestros piden dar marcha atrás a la reforma, ésta ya está votada por la mayoría en las cámaras.

Por ello, dijo, el exhorto a las autoridades capitalina y federal es dialogar con ellos “y que no permitan ya que se siga molestando a los ciudadanos del Distrito Federal”.

Miguel Barbosa, líder de los senadores perredistas, propuso modificar las leyes secundarias en materia educativa, al argumentar que no fueron producto del consenso y por ello se ha generado la agitación y protesta.

“Yo soy de los que sigo afirmando que estas leyes secundarias en materia educativa no fueron producto del consenso y su aplicación ha generado agitación, movilidad, acciones de protesta y debemos de admitir que es un asunto que tiene que resolverse a lo mejor con formas y procedimientos más allá de la aplicación de la ley.

Agregó: “¿Por qué no se analiza la posibilidad de reformar la ley aprobada? No estoy hablando de su abrogación”, sino de analizarse la posibilidad de reformar lo aprobado sin tocar la Constitución, sino más bien revisar la evaluación obligatoria.