Basave “reprueba cultura” política del PRD... y se va

Alianzas con AN crearon “desencuentros con el jefe de Nueva Izquierda”, dice; trata de justificar su salida con críticas a "Los Chuchos", le responde Zambrano.
Luego del 5 de junio convocó a una reunión en la que informó de su decisión, y reveló que todos le pidieron que se quedara, menos Jesús Ortega.
Luego del 5 de junio convocó a una reunión en la que informó de su decisión, y reveló que todos le pidieron que se quedara, menos Jesús Ortega. (Omar Franco)

México

Agustín Basave formalizó su renuncia "irrevocable" a la presidencia del PRD a partir del 2 de julio próximo, porque no existen las condiciones estatutarias "ni de cultura política" para continuar frente a un partido en el que no se tiene la mayoría para poder gobernar.

Por separado, el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, publicó una carta en la que rechaza los señalamientos que hizo Basave.

Zambrano asegura que Basave busca justificar su salida de la dirigencia nacional perredista, y señala que la corriente conocida como Los Chuchos nada tiene que ver con esta decisión.

"Qué nos crítica a nosotros. Agarró de pretexto una información que dio Jesús Ortega para anunciar su renuncia a la dirigencia del PRD.

"Anda queriendo ver cómo justifica su salida, su renuncia adelantada, punto, no le busquemos más, lo digo con todo respeto, porque nos vamos a seguir viendo en la bancada dentro de poco", dijo.

Sin embargo, Zambrano señaló que debe quedar en claro que los diversos liderazgos del PRD, y especialmente la corriente Nueva Izquierda (NI), le dieron su apoyo a Basave, por lo que nunca estuvieron de acuerdo con su salida anticipada de la dirigencia, luego de considerar que "hizo un buen papel" y no entregó malas cuentas después de las pasadas elecciones del 5 de junio.

A través de su cuenta de Twitter, en el contexto del Encuentro Nacional de Nueva Izquierda, consideró que se debe convocar a una elección para renovar la dirección a finales de este año o principios de 2017 y empezar a procesar lo que vendrá en 2018 que fortalezca y coloque al PRD "hacía un frente amplio, un polo democrático para disputar la Presidencia de la República.

Basave dijo que después de las elecciones del 5 de junio convocó a una mesa con los coordinadores de tribus perredistas en la que reveló su salida, y que el único que no le pidió que se quedara fue el líder de Nueva Izquierda, Jesús Ortega.

"En virtud de que no estoy dispuesto a afiliarme a una corriente ni a formar parte de un bloque y dado que en estas circunstancias la gobernabilidad es mas que precaria, he decidido renunciar a la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRD", escribió en la carta de renuncia que entregó al presidente del Consejo Nacional del PRD, Ángel Ávila.

Basave pidió a Ávila que se convoque al Consejo Nacional para sesionar el sábado 2 de julio a fin de que se conozca su determinación y se decida quién lo sustituirá; sin embargo, precisó que no dejará al partido y que regresará a su curul en la Cámara de Diputados, porque tiene "cosas que hacer y que aportar" desde el ámbito legislativo.

"Ni estatutariamente ni por cultura política, el PRD está preparado para una presidencia como la mía", expresó al lamentar que Ortega haya "ventilado" su decisión, pero aseguró que no influyó en su determinación, además que no le pidió que se afiliará a Nueva Izquierda.

En la carta Basave escribió que el interés por concretar una alianza con los panistas en Chihuahua y rechazarla en Puebla "provocaron francas agresiones y actitudes carentes de una mínima institucionalidad de parte de algunos miembros del CEN y una serie de desencuentros con el jefe de Nueva Izquierda, todo lo cual llevó soterrada y paulatinamente al PRD a rondar la ingobernabilidad y a un desgaste de mi dirigencia que no puede revertirse".

Mencionó que se va de la presidencia "con la conciencia tranquila" y que al momento de su salida entregará "el libro amarillo" con las propuestas que tras su experiencia pueden cambiar al PRD.

Además, impulsará reformas a los estatutos del partido a fin dar más fortaleza a la presidencia del PRD, que sigue siendo la primera fuerza de la izquierda, al insistir en que uno de los factores para su salida fueron "los problemas de gobernabilidad interna, es muy complicado gobernar internamente al PRD si no se tiene una corriente, un bloque mayoritario".

Opinó que es necesario que el PRD "recapacite y que disminuya la dosis de conflicto interno", al mencionar que "lo malo es que nos hemos acostumbrado a ingerir enormes sobredosis de conflicto que no le conviene al partido", con lo que las diferencias deben resolverse por la vía civilizada.

Tras el proceso electoral, se dijo satisfecho por los resultados que lograron dar "tres estocadas" y abrir "un boquete al régimen priista" al arrebatar las gubernaturas de Durango, Veracruz y Quintana Roo donde concretó las alianzas con el PAN.

Hombre honesto

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, lamentó la decisión de Basave. Y consideró que se deben modificar los estatutos para que se transforme el modelo partidario "para que sea de los ciudadanos y no de corrientes internas".

"Es una decisión que ya estaba tomada por parte de él, yo la verdad lo lamento. Fue un dirigente que hizo todo lo que estuvo a su alcance, puedo no estar de acuerdo con la política de alianzas que desplegó, yo respeto a quien actúa y habla con base en sus convicciones y principios", mencionó.

Indicó que en Basave ve a un hombre honesto, "que vino a dar su mejor esfuerzo, pero tuvo pocos instrumentos políticos para poder hacer las transformaciones que él hubiera querido".

"Un partido como el nuestro, que es uno de corrientes, no es uno de militantes, de ciudadanos, no va a prosperar, sea quien sea el nuevo presidente".

El legislador señaló que tiene que haber un partido que tenga un modelo que haga que la participación dentro del PRD sea ágil y atractiva, "y no con la limitante de servir primero a una corriente y luego al PRD".

Al preguntarle sobre el reto que tendrá el nuevo dirigente perredista, comentó que debe venir de un acuerdo entre los miembros del partido y que no sea elegido en una elección con impugnaciones o irregularidades, ya que "no va a llegar fortalecido".

Insistió en que el próximo líder del PRD debe fortalecer el partido y quitarle algunos vicios "para eso necesitamos la transformación del modelo, la regla de la normatividad interna".

El senador Barbosa no quiso dar a conocer quién le gustaría que se quedara al frente del PRD, pues consideró que son otros actores quienes elegirán al dirigente partidista.

Claves
Renovación
• El secretario de Acción Política y Estratégica del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, dijo que tras la renuncia de Basave, la corriente de Izquierda Democrática Nacional (IDN) solicitará que en noviembre próximo se renueven todos los órganos de dirección nacional y no hasta 2017.

• Explicó que en noviembre del año próximo se renovarían los órganos de dirección, pero ante la salida de Basave es necesario cambiar los liderazgos de los órganos estatales y municipales, así como las secretarías del Comité Ejecutivo Nacional del PRD a fin de prepararse ante las elecciones del Estado de México, Nayarit y Coahuila del año próximo, y la elección presidencial de 2018.