Basave y Beltrones respaldan a Estefan y Murat en Oaxaca

Estefan Garfias afirmó que los oaxaqueños no quieren que regresen "los cacicazgos ni los gobiernos corruptos".
El aspirante a la gubernatura por el PAN-PRD.
El aspirante a la gubernatura por el PAN-PRD. (Araceli López)

Oaxaca

Los abanderados del PAN-PRD, José Estefan Garfias, y del PRI, Alejandro Murat, a la gubernatura de Oaxaca cerraron sus campañas en la capital del estado, desde donde aseguraron se alzarán con el triunfo el próximo 5 de junio.

El candidato de la Coalición con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca (PAN-PRD) aseguró que la entidad "no se hereda ni se vende", por lo que llamó a no votar por su rival político del PRI, Alejandro Murat.

Acompañado por el dirigente nacional del PRD, Agustín Basave; el secretario general del PAN, David Zepeda, y los gobernadores de Michoacán y de Morelos, Silvano Aureoles y Graco Ramírez, respectivamente, Estefan Garfias afirmó que los oaxaqueños no quieren que regresen "los cacicazgos ni los gobiernos corruptos".

Afirmó que él si conoce y ha recorrido las ocho regiones que conforman el estado, desde donde ha recogido las principales necesidades e inquietudes de la población, que le sirvió para conformar su plataforma política de campaña.

"El futuro es nuestro. En esta nueva construcción de Oaxaca tenemos mucho que aportar todos, es hora de caminar firmes en el estado que queremos y sacar al autoritarismo y corrupción para siempre. Oaxaca no se hereda ni se vende", reiteró.

Gobierno ciudadano

El abanderado del PRI, Alejandro Murat, propuso la conformación de un gobierno ciudadano que termine con la corrupción, la pobreza y que genere desarrollo social con sustentabilidad y progreso, además de fomentar una economía pujante con empleo e inversiones.

Ante más de 30 mil simpatizantes, y respaldado por el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, así com de Gabriel Quadri, de Nueva Alianza, informó que a lo largo de dos meses también recorrió los pueblos y municipios oaxaqueños, palpando y percibiendo de la gente un gran desencanto y enojo por la ineficacia de los gobiernos emanados de PAN y PRD.

Dijo que escuchó las quejas ciudadana por la falta de medicamentos y material quirúrgico en los hospitales y clínicas rurales de la entidad, además de que encontró en su camino un campo abandonado y una enorme crifra de desempleo.

Pero lo peor de todo, añadió, es que percibió una gran desesperanza en las familias por la falta de servicios básicos y los grandes problemas de inseguridad.

Comentó que desplegó una campaña de contacto con el electorado, recorriendo la mayor parte de los municipios ofreciendo propuestas para solucionar los grandes problemas que afectan y dañan a Oaxaca.

A su vez, el líder nacional del PRI consideró que para bien del estado, Murat ganará la elección.