Barbosa llega al final de su presidencia entre aplausos

"Senadoras y senadores de la República, los quiero mucho, gracias", les dijo Barbosa a sus compañeros en esta LXII Legislatura.
Miguel Barbosa durante su último discurso como presidente del Senado en Xicoténcatl.
Miguel Barbosa durante su último discurso como presidente del Senado en Xicoténcatl. (Twitter: MBarbosaMX)

Ciudad de México

En el recién restaurado patio central de la antigua sede del Senado de la República: la casona de Xicoténcatl, se despidió a Miguel Barbosa como presidente de la cámara alta entre fuertes aplausos, expresiones de respeto y admiración de todos los asistentes.

"Senadoras y senadores de la República, los quiero mucho, gracias", les dijo Barbosa a sus compañeros en esta LXII Legislatura al concluir su tercer informe de labores legislativas y primero al frente de la presidencia del Senado.

Senadores, diputados, gobernadores, el presidente del Instituto Nacional Electoral, el presidente de la Corte, el presidente de la CNDH, el rector de la UNAM, el secretario de Gobernación, el de Hacienda, el de Relaciones Exteriores, presidentes de partidos e invitados distinguidos, presenciaron la despedida de Barbosa en el marco de su tercer informe de labores legislativas.

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores y coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa, consideró que Barbosa deja esta presidencia "con la conciencia tranquila, con el deber cumplido".

"(Barbosa) defendió a México, a las instituciones que representó muy dignamente al Estado mexicano. Esta es una Legislatura histórica y estoy seguro, la más productiva del México contemporáneo", dijo.

Gamboa definió a Barbosa como un hombre de acuerdos y resultados.

En su discurso, además de saludar y agradecer a la mayoría de los asistentes a su informe, Barbosa habló de la aprobación de las reformas logradas en esta LXII Legislatura y destacó los avances en temas como el de la transparencia y el combate a la corrupción.

"Dimos respuesta a la demanda social, el Senado aprobó reformas para el acceso a la información, la transparencia y el combate a la corrupción, que marcarán un antes y un después en nuestra vida pública. Tenemos que poner un alto definitivo a la corrupción y a la impunidad. México no es un país de corruptos", dijo.

Sobre este tema comentó que el Senado es ya "una de las instituciones más transparentes del Estado mexicano".

Comentó que en México el Poder Legislativo ya representa un "sistema adecuado de pesos y contrapesos".

Dijo que la Mesa Directiva a su cargo mantuvo comunicación con el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial.

Barbosa habló de las labores efectuadas en su año al frente del Senado, entre lo que destacó la "austeridad y la transparencia, pasos sustantivos en organización administrativa y renovación tecnológica, control interno del gasto, diagnóstico y rediseño de la tesorería, plan de mitigación de riesgos de corrupción y declaración de no conflictos de interés y un sistema de control presupuestal", entre otros.