Pide Barbosa que no se confronte a estudiantes

A nombre del Senado de la República, Miguel Barbosa, también demandó al gobierno federal esclarecer los recientes hechos de violencia en Guerrero y el caso Tlatlaya.
Miguel Barbosa, presidente del Senado, durante el seminario sobre federalismo.
Miguel Barbosa, presidente del Senado, durante el seminario sobre federalismo. (@SenadoresPRD)

Ciudad de México

El presidente del Senado, Miguel Barbosa, demandó al gobierno federal que esclarezca los hechos de violencia en Guerrero y el caso de Tlatlaya, al afirmar que el Estado debe ser capaz de mantener el respeto de las fuerzas del orden y de las Fuerzas Armadas hacia la sociedad.

Frente al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al presidente de la Suprema Corte, Juan Silva Meza, así como gobernadores, Barbosa Huerta pidió también que nunca más se repitan en el país condiciones de confrontación con estudiantes como sucedió en 1968 o 1971, "y por eso atento al acontecer de nuestra sociedad el Senado expresa la necesidad de que se escuche las opiniones y se escuchen de manera muy atenta los planteamientos de los estudiantes del Politécnico".

Al inaugurar los trabajos del seminario "Encuentro por la Federación y la Unidad Nacional", al que no acudieron ni legisladores ni gobernadores del PAN, Barbosa manifestó que no ha sido fácil lograr que México sea una República federal y por ello es momento de consolidar el federalismo.

Hizo notar que la disparidad regional, los desequilibrios entre el norte y el sur, la conformación de las metrópolis, así como los desequilibrios, no favorecen al sistema federal.

Por ello la voluntad del Senado de abordar el tema del federalismo desde una perspectiva amplia y de cara al futuro, "este seminario constituye una oportunidad para detonar el desarrollo".

"Queremos ser un Senado útil, atento a las necesidades del país, por eso expresamos nuestra preocupación y exigimos el esclarecimiento de los hechos violentos en el estado de Guerrero sobre muertes y desapariciones", reclamó.

Para luego sostener que "el Estado mexicano debe ser capaz de mantener el orden y al mismo tiempo garantizar la vigencia de los derechos humanos, esto incluye de forma clara frente a la sociedad, el respeto de las fuerzas del orden y de la Fuerzas Armadas. El caso Tlatlaya debe quedar esclarecido".

Dijo que el Senado está atento al acontecer de nuestra sociedad, "por eso expresa la necesidad de que se escuchen las opiniones, y de manera muy atenta, los planteamientos de los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional. Nunca más condiciones de confrontación con estudiantes, como en 1968 y 1971", manifestó entre aplausos.