Comisión Permanente recibe informe trimestral de Banxico

En el documento se analiza la inflación, la evolución económica y la ejecución de la política monetaria del país.
Agustin Carstens  durante la promulgación de la reforma financiera
Agustin Carstens, gobernador del Banco de México. (Héctor Tellez)

Ciudad de México

La Comisión Permanente recibió el informe trimestral del Banco de México (Banxico), de enero a marzo de 2014, en el que se analiza la inflación, la evolución económica, el comportamiento de los indicadores económicos del país, la ejecución de la política monetaria y las actividades de esta institución, en el contexto de la situación económica nacional e internacional.

En su informe, Banxico hace una revisión a la baja del pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2014, de entre 3.0 y 4.0 por ciento a 2.3 y 3.3 por ciento, debido a la desaceleración económica que se registró a finales de 2013 y principios de 2014.

Conforme a este ajuste, también revisa a la baja sus previsiones respecto al incremento en el número de trabajadores asegurados en el IMSS, y anticipa un aumento de entre 570 y 670 mil trabajadores, en comparación con su expectativa anterior de entre 620 y 720 mil trabajadores.

Anticipa que, una vez que se diluyan los efectos de los factores temporales que afectaron a la actividad productiva -como la disminución de la demanda externa proveniente de Estados Unidos, debido a las condiciones climáticas adversas en ese país-, el crecimiento económico de México será favorecido por una mayor demanda externa y por los impulsos fiscal y monetario que están en marcha.

Indica que para el resto del año se espera que una demanda externa más dinámica, la mejoría del sector de la construcción de vivienda, mayor gasto público y que la postura monetaria tenga un efecto positivo sobre la actividad económica.

El banco central pronostica déficits en la balanza comercial y en la cuenta corriente de 4.9 y 25.4 miles de millones de dólares, respectivamente, para el año en curso.

Finalmente, Banxico mantiene sin cambio su pronóstico para la inflación general. Así, para el segundo trimestre prevé que se ubique dentro del intervalo de un punto porcentual, alrededor del objetivo de tres por ciento.