Avanza en comisiones penalizar discriminación

De ser aprobado en el pleno, quienes cometan este acto podrán ser sancionados con entre tres meses y tres años de cárcel; además, las reformas tipifican esta conducta como un delito.

Monterrey

En busca de abandonar el deshonroso primer lugar en discriminación en el que se encuentra el estado de Nuevo León, diputados locales aprobaron este lunes en comisiones las reformas a los artículos 249 y 355 del Código Penal del Estado, para sancionar con entre tres meses y tres años de cárcel a las personas o funcionarios públicos que incurran en este acto.

Las reformas no sólo implican el establecimiento de sanciones, sino el mismo reconocimiento de esta conducta como un delito, es decir su tipificación, pues actualmente el término no era reconocido en el Código Penal del Estado.

De esta manera tras 15 iniciativas presentadas y varios años de atraso, finalmente diputados locales de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública tomaron este tema y lo aprobaron en comisiones, donde se espera sea enviado la próxima semana al pleno para su aprobación final.

El diputado local del PRI y presidente de la Comisión, Francisco Cienfuegos Martínez, explicó que las sanciones van desde los tres meses hasta el año de prisión para las personas que incurran a discriminación por motivos de género, raza, color de piel o preferencias sexuales, entre otros, y la pena se incrementará incluso hasta los tres años de cárcel en caso de que el infractor sea servidor público.

"Se aprobó en la comisión tipificar el delito de discriminación en el que se incluyen varios supuestos, y con una sanción de tres meses a un año de prisión, lo cual se agrava cuando eres funcionario público.

"Hay que resaltar que Nuevo León no lo tenía considerado en su Código Penal, estamos modificando un título completo para que tenga cabida esta tipificación", explicó Cienfuegos Martínez.

La reforma modifica el Título 16 del Código Penal "Delitos Contra el Honor", para cambiar a: "Delitos contra el Honor y la Dignidad de la Persona", y se anexa un capítulo quinto de nombre "De la Discriminación".

La cual definió como "Casos de origen o pertenencia étnica o nacional, raza, color de piel, género, preferencia sexual, edad, estado civil, origen nacional o social, condición social o económica, condición de salud, embarazo, opiniones políticas o de cualquier índole, y que atente contra la dignidad humana, o anule o menoscabe los derechos y libertades de las personas"

Esto mediante tres conductas: "Niegue a una persona un servicio o una prestación a la que tenga derecho, niegue o restrinja el derecho laboral, límite o restrinja un servicio de salud, niegue o restrinja a una persona un servicio educativo", señala el dictamen aprobado.

Hasta el momento Nuevo León es señalado como el estado con mayor atraso en materia de "discriminación" por parte de organismos de Derechos Humanos, ya que ni siquiera se reconoce como un delito, pese a la gran cantidad de denuncias que año tras año se presentan ante la Procuraduría de Justicia.