Avalan diputados convocatoria para elegir consejeros del IFE

La Cámara de Diputados aprobó la convocatoria para renovar el Consejo del IFE, que cuenta con una vacante desde febrero y este mes concluirán su periodo en el cargo 4 consejeros.
Archivo Milenio
(Mónica González/Archivo)

Ciudad de México

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó la convocatoria para el proceso de selección del próximo presidente del Consejo General del IFE y cuatro integrantes de ese organismo, incluido el sustituto de Sergio García Ramírez, quien dejó vacante el asiento desde hace más de ocho meses.

Los consejeros electorales Leonardo Valdés, Macarita Elizondo, Alfredo Figueroa y Francisco Guerrero concluirán sus encargos el próximo 30 de octubre.

Con 388 votos a favor, las fracciones del PRI, PAN, Partido Verde, Nueva Alianza y una mayoría del PRD aprobaron la referida convocatoria, mientras legisladores de Movimiento Ciudadano y PT, así como perredistas identificados con René Bejarano, emitieron 21 votos en contra y 14 abstenciones.

La convocatoria finalmente aprobada prevé que cada una de las siete fracciones legislativas proponga diez candidatos a ocupar cinco

asientos en Consejo General del IFE.

Al fijar la posición de Movimiento Ciudadano, el legislador Ricardo Mejía denunció el reparto de cuotas partidistas entre priistas, panistas y perredistas, mientras su correligionario Alfonso Durazo acusó a las tres principales fuerzas políticas de sembrar la “semilla de la discordia” en los futuros procesos electorales.

“Proponemos que la Comisión de Gobernación presente un nuevo modelo de convocatoria para garantizar un proceso de selección abierto, democrático, con el objetivo de dar garantía a la sociedad de que el proceso se dará al margen de intereses partidarios y que ningún consejero será una ficha más de los partidos políticos”, dijo Durazo.

El petista Manuel Huerta cuestionó igualmente los acuerdos cupulares e insistió en que la Cámara de Diputados incurrió en un desacato, al incumplir y dar por terminado el proceso de selección para designar al consejero electoral faltante desde febrero pasado.

La perredista Lizbeth Rosas cuestionó la convocatoria, por considerarla “apresurada” y “desaseada”, y denunció el “agandalle político” de los coordinadores parlamentarios en perjuicio de la autoridad electoral.

[b]- El proceso[/b]

De acuerdo con los lineamientos, la Secretaría General de la Cámara de Diputados verificará el cumplimiento de los requisitos legales por parte de los candidatos propuestos y entregará los resultados a los coordinadores parlamentarios.

La Junta de Coordinación Política se declarará entonces en sesión permanente y definirá una lista de 28 finalistas para de entre ellos seleccionar a cuatro nuevos consejeros electorales.

En caso de no alcanzar los consensos, los líderes parlamentarios integrarán cuatro listas de seis aspirantes cada una, para insacular un nombre de cada lista para ocupar los asientos vacantes en el IFE.

Posteriormente se procederá a construir al interior de la Junta de Coordinación Política el acuerdo para la designación del consejero presidente para el periodo 2013-2019.

La propuesta de convocatoria establece que las candidaturas incapaces de alcanzar las dos terceras partes de los votos en el pleno serían devueltas sin más trámite ni debate a la Junta de Coordinación Política para que ésta proponga sucesivamente otra lista, hasta agotar los nombres disponibles y, en su caso, abrir un nuevo proceso.