Autoridades aplazan el reacomodo del plantón de la CNTE

El subsecretario Miranda intervino y pidió que no realizaran el operativo.
El campamento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Plaza de la República.
El campamento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Plaza de la República. (Cuartoscuro)

México

El Gobierno del Distrito Federal concedió hasta el próximo domingo como plazo para que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación libere el circuito de Plaza de la República, en caso contrario el lunes se "recuperarán las calles aledañas y el circuito".

Se prevé que a las 18 horas de este jueves la Secretaría de Gobernación reciba a una comisión de la CNTE, reunión en la que por primera vez participarán funcionarios del GDF.

El titular de la Secretaría de Gobierno, Héctor Serrano, explicó que a pesar de que este miércoles se tenía contemplado concretar la liberación de esta vialidad, autoridades de la Secretaría de Gobernación intervinieron para solicitar "abonar a la solución del conflicto evitando cualquier acción de gobierno" en esta zona.

"El subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, habló conmigo para pedirme que no se realizara ninguna acción de gobierno en torno al propio campamento, ¿a qué me refiero? Evidentemente a la recuperación de la vialidad.

"Hoy (miércoles) teníamos trazada una ruta que sí iba en el sentido de recuperar lo que dijimos y la solicitud que viene por parte de la Secretaría de Gobernación es atendible, porque si finalmente permite que se solvente el conflicto nacional, me parece que lo vale", explicó.

En entrevista, el funcionario capitalino subrayó que los integrantes del magisterio instalados en las inmediaciones del Monumento a la Revolución sabían del posible operativo para replegarlos; sin embargo, dijo, éstos hablaron con la Secretaría de Gobernación pidiendo que se les diera más tiempo.

Por ello, aclaró que a cambio de conceder este tiempo a la dependencia federal pidieron participar, a través del propio Serrano, en las mesas de negociación que sostendrán con los dirigentes de la disidencia sindical en la Secretaría de Gobernación.

Ingresó la Policía

Un convoy de siete motocicletas de la Policía Motorizada ingresó al plantón de la CNTE tras casi un mes sin presencia de elementos de seguridad al interior del campamento. Eran las 2:30 de la tarde.

El ambiente se tensó. Integrantes del magisterio disidente enfrentaron a los policías para exigirles que salieran del lugar. Sin embargo, el patrullaje continuó. "No nos amedrentan", aseguró uno de los maestros.

Tras unos minutos en calma, el grupo de motociclistas se duplicó y volvió a realizar rondines por Avenida de la República, Gómez Farías, Edison, La Fragua, Alcázar y Ponciano Arriaga. En seguida, aparecieron en el cielo dos helicópteros de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad. Sobrevolaron el campamento, hicieron labores de reconocimiento y se retiraron.

Horas después, solo algunos maestros comenzaron a reubicarse de manera lenta y paulatina. Únicamente quitaron algunas carpas mientras que en otras los maestros reunieron sus pertenencias.

Por la noche, los maestros continuaron moviendo sus pertenencias al centro del plantón, pero dejaron instaladas las carpas de los alrededores a la espera de que sean ocupadas por los que, aseguran, llegarán hoy por la tarde.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]


Promete Segob que no habrá despidos

La Secretaría de Gobernación se comprometió con los maestros de la CNTE a que ninguno de los docentes perderá sus fuentes de empleo ni sus derechos laborales si no llegaran a pasar la tercera evaluación, como ya lo establece la reforma educativa.

En la minuta de acuerdos del 5 de noviembre, firmada por el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, y a la que MILENIO tuvo acceso, el gobierno federal plantea y asume en ocho puntos sus compromisos en relación con la reforma educativa.

"Los maestros no perderán sus plazas ni sus derechos, por el contrario, en términos de la ley del servicio profesional docente, tendrán más apoyos y reconocimiento con base en resultados.

"Aun cuando en la tercera evaluación que se practique a los maestros no obtuvieran niveles de aprobación satisfactorios, ello no será motivo de despido o separación".

En el documento se subraya que en las evaluaciones se tomará en cuenta la diversidad cultural, así como las circunstancias sociales y económicas de cada región, y se reitera que la Educación Pública no se privatizará, además de que el cobro de cuotas se encuentra prohibido en el artículo sexto de la nueva ley general de educación.

En la minuta, que fue entregada a los dirigentes de la CNTE, Rubén Núñez y Juan José Ortega Madrigal, se les instruye a difundir el contenido de la misma entre las bases; sin embargo, ayer los maestros instalados en plantón refirieron que aún no les llegaba dicha información. Fanny Miranda, Pedro Domínguez/México