Bajo cualquier circunstancia, debe seguir diálogo con CNTE: Aureoles

El gobernador de Michoacán dijo que bajo cualquier circunstancia se debe mantener el diálogo con la CNTE y construir soluciones, incluso cuando hay de por medio hechos delincuenciales.
La administración encabezada por Aureoles reconoce que la inseguridad ha afectado al sector turismo.
Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán. (Omar Franco)

Ciudad de México

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, señaló que bajo cualquier circunstancia se debe mantener el diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y construir soluciones,  incluso cuando hay de por medio hechos que configuran actos delincuenciales.

“En cualquier circunstancia debe haber diálogo y construir soluciones, acuerdos, hay hechos que obligan a la autoridad a actuar, son hechos que pueden configurarse como actos delincuenciales, acciones que violentan la ley pero ni eso debe ser una limitante para que en  las instancias se siga dialogando”, subrayó en entrevista posterior a la reunión plenaria del grupo parlamentario del PRD.

El funcionario señaló que si el tema central para resolver el conflicto es la Reforma Educativa, ésta puede encausarse para una revisión en el Congreso de la Unión, pues dijo: “ni la Constitución, ni las leyes están hechas en piedra, siempre y cuando se construyan los consensos necesarios o la mayoría necesaria se pueden modificar”, aseguró.

Sobre las afectaciones en su entidad por las acciones de resistencia de la CNTE detalló que se reunirá con el sector empresarial en las próximas horas a fin de revisar el estatus en el que se encuentra la suspensión de corridas de algunas líneas de transporte, señaló que hasta el momento desconoce el monto al que asciende.

En este contexto, Aureoles dijo que la molestia del sector empresarial por las pérdidas a causa de las manifestaciones y bloqueos de la CNTE son razonables por la crisis que les ocasiona pero aseguró que no es el caso de la entidad que gobierna.

Aureoles reiteró que no se debe cerrar la posibilidad de diálogo entre el gobierno y los maestros para encontrar los instrumentos que lleven a la salida del conflicto que afecta principalmente a los niños y jóvenes que aún no inician clases.