Reformas fueron la prioridad, pese a costos políticos: Nuño

El jefe de la Oficina de la Presidencia dijo que aunque se afectaran intereses la prioridad del gobierno de Enrique Peña Nieto era que se aprobaran las reformas.

Ciudad de México

El jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño, explicó que el presidente Enrique Peña Nieto tomó una "decisión estratégica" donde la prioridad del gobierno era hacer las reformas, a pesar de los costos que éstas tuvieran en su popularidad y aceptación.

"Todos sabemos que podía haber un costo, se estaban afectando intereses (...) Se cuidó que toda la comunicación privilegiara los acuerdos en el Congreso, las mesas de negociación. Esa era la absoluta prioridad", dijo.

En entrevista con Carlos Puig en MILENIO Televisión descartó que la reforma energética aprobada sea distinta a lo que se buscaba cuando se presentó la iniciativa presidencial en 2013.

Admitió que en esa como en la hacendaria no se logró el consenso que esperaban con los partidos políticos, por lo que en una fueron con la izquierda y en otra con el PAN.

"Desde el gobierno hicimos el mayor esfuerzo posible porque estas reformas que se derivaron del pacto, todo este proceso reformista, fuera lo más incluyente posible. Se buscó hasta donde se pudo, pero también se tuvo un principio muy práctico de decir 'estos son los resultados de política pública que tenemos y si aquí no se puede ir con el consenso vayamos con quien sí se puede'", dijo.

Nuño se refirió también a la pensión universal y al seguro de desempleo que se impulsaron desde el gobierno federal, con el fin de lograr el acceso a seguridad social universal.

Ambos, dijo, generan incentivos para estar en la formalidad, al admitir que "se es informal porque no existen los incentivos".

Nuño consideró que en materia de seguridad social "hay mucho que hacer" como en el sistema de salud, pero aclaró que son pasos que se pueden ir dando.