PVEM pide sancionar a quien contaminó el río Atoyac

El partido Verde pidió a la Profepa sancionar a los responsables de la contaminación del río Atoyac, que afecta a 2 millones 300 mil personas.
La asociación Dale la Cara al Atoyac AC, dice que los problemas de contaminación del afluente tienen, al menos, 30 años.
La asociación Dale la Cara al Atoyac AC, dice que los problemas de contaminación del afluente tienen, al menos, 30 años. (Andrés Lobato)

Ciudad de México

La fracción del Partido Verde en la Cámara de Diputados presentará un punto de acuerdo para solicitar a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) vigilar el cumplimiento de la normatividad e imponer las sanciones correspondientes a los responsables de contaminar el río Atoyac en los límites de Puebla y Tlaxcala.

Llamó a las autoridades federales, locales y municipales a frenar de manera inmediata la descarga de residuos contaminantes al afluente.

En representación de su bancada, la legisladora ecologista Alma Lucia Arzaluz sostuvo que la contaminación del Atoyac afecta a más de 2 millones 300 mil pobladores de 22 municipios por donde corre el caudal.

"Los diputados promoventes, preocupados por el nivel de deterioro del rio Atoyac, mismo que afecta a 40 por ciento de la población que viven ese lugar, vamos en el sentido de que ningún proyecto económico debe estar por encima de la salud de los ciudadanos y de la debida conservación de los recursos naturales del país", puntualizó.

Como secretaria de Medio Ambiente de su partido, Arzaluz señaló que el río Atoyac es considerado uno de los afluentes más contaminados del país, pues se calcula que diariamente se lanzan 146 toneladas de materia orgánica, 68.8 toneladas de sólidos suspendidos y 14 kilogramos de metales pesados a lo largo de sus 400 kilómetros.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua en Puebla, existe un registro de 400 permisos otorgados a particulares de la industria textil, mecánica, automotriz, química, cosmética y papelera, entre otras, para realizar descargas en el río, aunque la cantidad supera la cifra de 3 mil 500 plantas, de las cuales se ignora si cuentan con un equipo de pretratamiento de aguas o no.

La Profepa informó a su vez que en 2015 fueron clausuradas definitivamente cinco empresas en Puebla y Tlaxcala, y otras 22 de manera temporal, toda vez que incumplieron la NOM-001-Semarnat-1996.

"Es de precisar que uno de los problemas que imperan en el río Atoyac, es que la mayor cantidad de las empresas no vierten sus desechos en zonas federales o en los afluentes del Atoyac. Las plantas están conectadas a los drenajes municipales o de los organismos operadores de los servicios del agua, y de ahí sus desechos hídricos son lanzados al río", abundó la legisladora.