Atora a Senado la falta de acuerdos del PAN: Barbosa

El líder de la bancada perredista advierte que se prende una alerta roja, pues si no sale la reforma político-electoral en abril, el INE estará atado de manos al trabajar con viejos ordenamientos.
Miguel Barbosa, líder de la bancada del PRD en el Senado, junto a Dolores Padierna.
Miguel Barbosa, líder de la bancada del PRD en el Senado, junto a Dolores Padierna. (Claudia Guadarrama)

Ciudad de México

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, acusó que la falta de consensos en Acción Nacional ha afectado los trabajos en esta cámara y esos desacuerdos han derivado en un calendario que llevará a votaciones atropelladas y al arrinconamiento legislativo en lo que resta de este periodo.

Barbosa sostuvo que la indefinición en Acción Nacional ha impuesto un calendario que debe llevar a un periodo extraordinario en mayo para discutir ahí telecomunicaciones y energía, aun cuando es sabido que el panista Javier Lozano “quiere imponer el dictamen de telecomunicaciones”.

Aunque el Senado está citado para sesionar hoy, el líder perredista adelantó que no subirán los dictámenes de reformas estructurales, porque en materia de reforma política todavía hay puntos en los que Acción Nacional no está de acuerdo, mientras que en telecomunicaciones demandará a los coordinadores Emilio Gamboa y Jorge Luis Preciado que se agote primero el debate en comisiones.

En entrevista, el líder perredista abrió la posibilidad de que el gobierno no remita su paquete de 29 reformas en materia de energía para la Semana de Pascua, al manifestar que advierte silencios en el gobierno federal que hacen prever que esa reforma llegará a la Comisión Permanente.

Indicó que el PRD propondrá que todos los dictámenes se discutan antes en comisiones y ese trabajo se agote mañana, a fin de comenzar a subirlos al pleno hasta el miércoles.

En el caso de la reforma política, señaló que su bancada está de acuerdo con el contenido del dictamen circulado, pero Acción Nacional mantiene diferencias en varios puntos, “aunque ese tema creo que saldrá por consenso”.

—¿No les espera un trabajo muy atropellado con solo nueve días de sesión?

—Sí, pero no depende solamente del Senado. Depende de un factor de decisión que se llama gobierno federal que siempre está presente en las decisiones sobre leyes y depende de los grupos parlamentarios que se comprometen a rutas, a procesos de desahogo legislativo y luego por condiciones internas se van desdiciendo del compromiso que se pacta.

—¿Qué impidió concretar los trabajos?

—La diversidad de opinión o la falta de opinión coincidente en Acción Nacional.

En un comunicado, el perredista abundó ayer que el PAN intentó utilizar la reforma electoral como bandera de cambio por la energética, pero “en un segundo momento, la dinámica de renovación de su dirección nacional afectó el funcionamiento de sus grupos parlamentarios en ambas cámaras de Congreso de la Unión”, lo que puede afectar las elecciones el año entrante.

Advirtió que se prende una alerta roja, pues si no sale la reforma político-electoral en abril, el INE estará atado de manos al trabajar con viejos ordenamientos, “y es momento de realizar esfuerzos extraordinarios para que antes de terminar abril tengamos listos los cambios electorales”, planteó.

Por su parte, el coordinador del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, rechazó que el proceso electoral de su partido esté frenando los acuerdos en el Congreso, al subrayar que en el caso de la reforma político-electoral hay una solución para evitar riesgos de su aplicación en 2015, que consiste en cambiar las fechas en que la ley puede sufrir modificaciones.

Claves

Cosa de mayorías

- El priista Emilio Gamboa dijo que el PRI ofrece su mejor disposición para aprobar las iniciativas y minutas privilegiando acuerdos, pero hizo notar que prevalecerán las decisiones de las mayorías.

- “En el Congreso, en México, vivimos una democracia y todas las fracciones parlamentarias lo saben, somos 128 senadores y será la mayoría la que apruebe  las reformas”.

- En un comunicado, Gamboa dijo que la seriedad en el Senado se refleja en el número de legisladores involucrados en las comisiones que analizan las diferentes reformas, “alrededor de 45 en torno a la política y 30 en telecomunicaciones, quienes continúan trabajando para sacar adelante los dictámenes y sean votados en el Pleno, donde prevalecerá el criterio de la mayoría”.