“Atención a la CNTE, hasta donde ley y recursos den”

Se buscará que no realice paro indefinido de labores, dice el mandatario local; maestros de la sección 22 toman oficinas federales, instalaciones de radio y televisión y casetas de peaje.
Los profesores cerraron también las carreteras que van a Tuxtepec y al Istmo de Tehuantepec.
Los profesores cerraron también las carreteras que van a Tuxtepec y al Istmo de Tehuantepec. (Luis Alberto Cruz.)

Oaxaca

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, afirmó ayer que, hasta donde alcancen la ley y el presupuesto, ofrecerá las respuestas que sean necesarias  a los maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para atender sus exigencias y evitar así que realicen un paro indefinido de labores que afecte a la niñez oaxaqueña.

En el contexto de las protestas y movilizaciones que los profesores disidentes realizaron ayer en el estado y que continuarán hoy, Cué dijo que seguirá dialogando con los inconformes, quienes han considerado “mínimas e insuficientes” las respuestas ofrecidas los gobiernos estatal y federal a sus peticiones.

—Gobernador, ¿cómo va la negociación con la sección 22 de la CNTE?

—La negociación avanza, como todos los años; no hay  excepción en esta ocasión. Éste es un proceso y se da a raíz de la recepción de su pliego petitorio , el pasado 1 de mayo, y la primera oferta se les hizo el día 15; entiendo que hubo una valoración, tomaron algunas decisiones, pero seguimos dialogando.

“Hemos estado en algunas reuniones en la Ciudad de México con ellos, con la Secretaría de Gobernación, y se están atendiendo los temas. Espero que sigamos avanzando”.

—Con respecto a las movilizaciones que los maestros han emprendido en Oaxaca para las próximas 48 horas, ¿podrían ser el preludio de un paro indefinido?

—Yo espero que no, pero no es una decisión que esté en mis manos, solo le corresponde a los docentes. Nosotros como gobierno estatal hacemos todo lo que está a nuestra alcance para encauzar sus exigencias, haciendo un gran esfuerzo para fijar respuestas, las que sea necesarias, tres o cuatro, las que se requieran para evitar un daño a la educación de los escolares. Nuestro único límite es la ley y el presupuesto.

El gobernador acudió a la inauguración del foro para realizar una reforma estructural del campo mexicano, donde resaltó que en la negociación con los maestros oaxaqueños ha contado con el respaldo del gobierno de la República, particularmente de la Secretaría de Gobernación.

LAS MOVILIZACIONES

Unos dos mil profesores de la sección 22 de la CNTE tomaron en la ciudad de Oaxaca dependencias del gobierno federal y las instalaciones de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (CORTV), además de cercar y acordonar la sede de la oficinas donde despachan los dirigentes de la sección 59 del SNTE.

También secuestraron unidades del transporte público que utilizaron para trasladarse a la primera caseta de cobro de la autopista Oaxaca-México, donde evitaron el pago del peaje, además de que cerraron la carretera regional a Tuxtepec y la que conduce al Istmo de Tehuantepec.

Los maestros tomaron también al menos cuatro sucursales bancarias y las oficinas de la delegación estatal de la Secretaría de Educación Pública, la delegación del Servicio de Administración Tributaria, el centro estatal de la Secretaria de la Comunicaciones y Transportes, y las delegaciones de las secretarías de Desarrollo Social y de Agrícultura.

El vocero de la sección 22, Mohamed Otaki Toledo, dio a conocer que las manifestaciones se desarrollaron sin afectar las clases y concluyeron después de las 20 horas. Las movilizaciones continuarán hoy con la toma de plazas comerciales y sucursales bancarias.

Otaki dejó claro que en las manifestaciones solo participó 30 por ciento de los integrantes de la disidencia.

En las protestas, los miembros de la CNTE reiteraron sus demandas, que van desde la derogación de los artículos 3 y 73 de la reforma educativa federal hasta lograr respuestas en las mesas de negociación locales para la devolución de unas 10 escuelas en poder de padres de familias y docentes del SNTE.

De manera paralela también  hubo protestas frente al Palacio de Gobierno de Morelia, donde la disidencia magisterial exigió la instalación de una mesa de primer nivel con funcionarios del gobierno estatal para la atención de sus demandas.