Márquez asegura 3 mil millones de dólares para refinería

El gobernador confía en el éxito de la Reforma Energética y espera que permita revolucionar este sector en el país.
Miguel Márquez Márquez.
Miguel Márquez Márquez. (Carlos Olvera)

Guanajuato

Al expresar su confianza en que la Reforma Energética permitirá revolucionar este sector del país y que su impacto se notará en los precios de los combustibles, Miguel Márquez aseguró que habrá 3 mil millones dólares para la reconfiguración de la refinería de Salamanca.

Al término del primer Informe de Actividades de la presidenta del DIF estatal, María Eugenia Carreño de Márquez, en el teatro Juárez en la capital, el mandatario aseveró que esos recursos están vigentes e incluso habló con el doctor Emilio Lozoya, director de Petróleos Mexicanos (Pemex) hace unos meses "y él me confirmó" que vendrán el año entrante.

"Él me dijo que a partir de enero, estaremos viendo ya los recursos que estarán dando para la reconfiguración, están trabajando en ello; son más de 3 mil millones de dólares", subrayó el mandatario.

Márquez informó que para ver el asunto de estos recursos ha estado con senadores de la República y con el mismo secretario de Hacienda Luis Videgaray y "se confirma, la reconfiguración es una realidad y es un compromiso del gobierno de la República y no puede ni debe quedar fuera", añadió.

Al hablar de la reforma energética, el gobernador confió en que sea una herramienta que efectivamente le dé recursos a Pemex para lograr su autonomía financiera y "que permita la creación del fideicomiso donde ya no participe precisamente el sindicato".

Márquez consideró que esta es la oportunidad de que la paraestatal se maneje "con una visión más gerencial y más empresarial".

Enseguida subrayó que Pemex es una institución que sigue siendo de los mexicanos, pero ahora al ingresar al campo de la competitividad mundial, tendrá que colocarse a este nivel y para poder hacerlo deberá "ser una empresa fuerte y consolidada".

El compromiso del presidente de la República es que esta reforma se tiene que ver reflejada en la calidad de vida de los mexicanos y notoriamente en los precios de las gasolinas, en el diésel, en los productos energéticos en general.