Ascensión Orihuela: “necesario, conciliar la política con el empresariado”

Desde su rancho en Zitácuaro, el empresario afirma que la culpa de la crisis que estalló en Michoacán no es solo culpa del PRI y de los gobiernos de Fausto Vallejo y del interino Jesús Reyna, hoy ...
El empresario ríe cuando se le pregunta sobre un pacto entre el PRD y el Presidente.
El empresario ríe cuando se le pregunta sobre un pacto entre el PRD y el Presidente. (Jorge González)

Michoacán

El priista José Ascensión Orihuela califica la crisis de inseguridad y violencia que estalló en Michoacán en 2013 de una consecuencia del poder que arrastraba el crimen organizado y que terminó por arrollar al gobierno de Fausto Vallejo.

Corrupción e impunidad gestadas en las administraciones perredistas y agudizadas por la falta de coordinación con el gobierno federal del panista Felipe Calderón. “El gobierno federal (de Felipe Calderón) no tuvo tino en el manejo en la relación con el gobierno del estado (de Leonel Godoy) y Michoacán entró en una descomposición terrible, el gobierno del estado en un proyecto que ellos manejan, que el PRD maneja como proyecto social empezó a deteriorar el tema económico”, asegura el candidato de PRI y Partido Verde a la gubernatura michoacana.

Ríe cuando se le pregunta si en Michoacán la gubernatura ya está negociada entre el PRD y el gobierno de Enrique Peña Nieto, y asegura que se trata de una estrategia de ese partido, pero al final quedará muy abajo en las preferencias electorales.

“Los michoacanos no son ingenuos y el PRI hoy está más unido que nunca. Hoy, con el apoyo del presidente Peña, Michoacán va a salir adelante. Si analizas la cantidad de luchas en las que el pueblo michoacano ha estado inmerso, te habla de que los michoacanos no son ingenuos. Es más, yo diría que el PRD va a quedar muy rezagado”.

Desde su rancho en Zitácuaro, el empresario afirma que la culpa de la crisis que estalló en Michoacán no es solo culpa del PRI y de los gobiernos de Fausto Vallejo y del interino Jesús Reyna, hoy en la cárcel por sus vínculos con el crimen organizado.

“La corrupción y la impunidad crecieron brutalmente al amparo de un conflicto que se estableció entre el presidente Calderón y Leonel Godoy, gobernador del PRD, es la etapa más crítica de la historia en Michoacán, por lo comprometido que dejan la vida de los ciudadanos”.

La penetración que tenía el crimen organizado no fue solo a un partido en específico y el estallido de violencia, con el consecuente levantamiento de los grupos de autodefensa, de manera particular en la Tierra Caliente, se derivó de la capacidad que por años había adquirido el crimen organizado como un poder fáctico en el estado.

“Yo creo que el inicio del gobierno de Fausto Vallejo y la etapa de gobierno de Jesús Reyna fue arrollada por la inercia que traía el poder de los grupos fácticos. A la llegada de Fausto Vallejo esta capacidad que tenía el crimen organizado arrolla al gobierno de Fausto, él no tiene la capacidad de enfrentarlo y la llegada de Jesús Reyna está inmersa en este escenario, y lo que sucede es producto de su propia incapacidad... El gran poder lo habían hecho durante el sexenio de Felipe Calderón”, asegura.

Además, responsabiliza a los gobiernos perredistas, de manera específica al de Leonel Godoy, de agudizar la corrupción y los problemas financieros en la administración michoacana.

“Se fue convirtiendo en una gran bola de nieve que fue arrastrando todo, que fue generando una gran corrupción, que fue generando un problema no solo financiero”.

El senador con licencia, cuyo destape como candidato del PRI no dejó del todo satisfecha a toda la estructura de su partido, rechaza que el comisionado Alfredo Castillo haya pretendido intervenir en la designación del abanderado tricolor. Incluso, responsabiliza a la oposición representada por PRD y PAN de haber generado una corriente adversa al enviado del Ejecutivo.

“Creo que al comisionado Castillo le faltó tacto para tratar con los partidos políticos y tengo la impresión que los partidos sintieron que podía influir en la toma de decisiones políticas en el estado, y de repente se convirtieron en sus adversarios  y generaron una corriente adversa en la opinión pública que impactó”.

El empresario dedicado a la exportación de arándano a Asia, así como propietario de agencias automotrices, asegura que los michoacanos requieren de un gobernador que sea capaz de conciliar la política con el empresariado, que sea un eficaz gestor de recursos para Michoacán.