Asamblea urge al Congreso aprobar reforma política del DF

El presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados, dijo que es preciso que se alcancen los acuerdos y consensos para que "se le conceda la mayoría de edad a los capitalinos".
Asamblea Legislativa del DF
Asamblea Legislativa del DF (Archivo)

Ciudad de México

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal hizo un llamado a las cámaras Federales para que aprueben a la brevedad las reformas constitucionales que den autonomía jurídica a la Ciudad de México.

"Urge que se logren los acuerdos y consensos necesarios, para que de una vez por todas se le conceda la mayoría de edad a las y los capitalinos. Ya no podemos nosotros postergar más el debate en relación a la creación de la Constitución de la Ciudad de México, y en ese sentido estaremos de la mano con el jefe de gobierno y legisladores del PRD a nivel federal para que se concreten estas reformas constitucionales", aseveró el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea, Manuel Granados Covarrubias.

En cuanto al tema de las marchas el también perredista aseguró que este es un asunto que tendrá que discutirse en la Ciudad de México, toda vez que corresponde sólo a los habitantes del DF decidir lo que se quiere en esta materia, "porque no puede ser otra vez que en los temas que competen a la ciudad, los legisladores de otras entidades impongan, determinen y decidan por nosotros, eso no es lo correcto, lo que tenemos que hacer es abrir los canales de comunicación, de diálogo y de debate entre los actores políticos del DF".

Granados Covarrubias aclaró que la Ley de Marchas aprobada el año pasado no regula los artículos 6º y 11º de la Constitución, "es sólo un esquema de revisión a las leyes locales, lo que ya se establece en la Ley de Transporte, no hubo algo nuevo".

Precisó que la ALDF no tiene atribuciones para crear leyes reglamentarias de artículos constitucionales, el único que tiene competencia es el Congreso Federal, por ello este órgano legislativo creará un ordenamiento específico que equilibre los derechos de los capitalinos, para lo cual se consultará a todos los actores sociales, culturales, económicos y todos los involucrados en este tema.