ENTREVISTA | POR HAIDE AMBRIZ PADILLA

Arturo Franco Autor del libro “Mérito: construyendo el país de nosotros”

Arturo Franco propone la meritocracia para cambiar el sistema en México, con un cambio en el paradigma cultural vigente, que privilegia el nepotismo y el compadrazgo por sobre la competencia y la capacidad.

“La meritocracia no amenaza al sistema, es la solución”

Arturo Franco es autor de "Mérito: construyendo el país de nosotros".
Arturo Franco es autor de "Mérito: construyendo el país de nosotros". (ITESM)

Torreón, Coahuila

El libro de Arturo Franco, "Mérito: construyendo el país de nosotros", está en edición digital en Amazon y en versión impresa.

El próximo jueves 3 de septiembre estará en su Comarca Lagunera presentando el libro.

En el libro comenta las razones por las que está en Inglaterra. "Siempre pensé que mi historia era de esfuerzo, como le llamaba Luis Donaldo Colosio, la cultura del esfuerzo y no del privilegio. Mi obsesión es por qué México no crece, he estudiado al país desde el ámbito económico y como resultado de ello resulta este libro".

¿Porqué hacer un libro que aborde la meritocracia?

En primer lugar porque no se habla lo suficiente en el país de la meritocracia, si uno hace un análisis muy sencillo, buscando la palabra en Twitter o en Google, sólo para México y lo comparas con otros países de Latinoamérica o de habla hispana, la palabra se usa muy poco en comparación con el resto del mundo.

Si uno busca los libros sobre análisis del país como los de Denisse Dresser, Jorge Castañeda, Carlos Elizondo Mayer, entre otros, cuando se busca la palabra meritocracia la referencia generalmente es que en México no existe y rara vez se da una buena justificación del por qué no se da.

"No necesariamente por ser hijo de alguien rico tienes las mejores capacidades para usar bien ese dinero, no por ser hijo de Manlio Fabio Beltrones vas a ser buena senadora o diputada".

La meritocracia es fundamental para el desarrollo, cuando un país trata de combinar un sistema capitalista con una democracia, creo que la meritocracia es un ingrediente que falta en México para que se dé el desarrollo, es algo fundamental y debería de presentarse en distintos ámbitos.

¿Hace falta que las universidades impulsen la meritocracia desde las aulas, para que se aplique de facto en el mundo real?

Sí, una parte tiene que ver con la conciencia, otra parte tiene que ver con tener los sistemas, es decir, el establecimiento de las reglas en México.

Otro factor para que se dé la meritocracia en el país es tener la cultura de reconocer el esfuerzo, el compromiso, la voluntad, no entenderla en un concepto reducido.

Que el currículo corresponda al puesto, también incluye la parte de que solamente se empleen a amigos sin tener los méritos.

De lo que se habla en el libro es una visión amplia de la meritocracia, no se reduce a los conocimientos, abarca la calidad de la persona.

En el ámbito público es donde más falta el hábito de la meritocracia en el país, ahí los méritos van mucho más allá del intelecto, va más allá de saber políticas públicas o ser un buen político.

Los méritos para ser un servidor público en el país deberían de incluir como mínimo cierta integridad moral, sensibilidad o conciencia social, además de todas las cosas que se esperan de esta gente.

Pienso que la gran tragedia de México es que se tiene en puestos de gran responsabilidad, en todas las instituciones, en todos los ámbitos, a personas que no están comprometidas con su trabajo.

Mientras, existen personas con el perfil idóneo, la capacidad, la sensibilidad para tratar con la gente y rara vez llegan a tener puestos claves.

Uno de cada veinte profesionistas en México se va a Estados Unidos por falta de oportunidades y tenemos muy bajo nivel de profesionistas comparado con el grueso de la población.

La razón por la que están en Estados Unidos no es sólo por el bajo crecimiento económico, es porque el sistema académico mexicano le da beneficio a la longevidad y no permite que se renueven algunos cuadros.

Sin embargo, en países donde sí hay meritocracia, los mexicanos están destacando y les va mejor, eso indica que van buscando el reconocimiento a su mérito más que huyendo de una situación difícil en su país.


¿Qué no entendemos los mexicanos y en otros países sí entienden para hacer funcional la cultura de la meritocracia? ¿Por que sí hay talento en México?

Sí hay talento, lo que pasa es que en México el concepto de la meritocracia le pide al mexicano en un plano muy fundamental un choque con una parte de su cultura que está muy arraigada, no sólo en México, es parte de Latinoamérica, lo que respecta a la unión de la familia y los hijos.

De ahí se derivan prácticas como el nepotismo, el pensar de la mayoría es que nadie puede juzgar por tratar de heredarle todo a los hijos, es un rasgo cultural que está muy arraigado.

México es uno de los pocos países que no tienen ningún impuesto a la herencia, no existe la concepción de impuestos al recibir de una generación a otra los privilegios.

No necesariamente por ser hijo de alguien rico tienes las mejores capacidades para usar bien ese dinero, no por ser hijo de Manlio Fabio Beltrones vas a ser buena senadora o diputada.

Mientras que las sociedades más avanzadas reconocen que la persona más inteligente de la siguiente generación puede estar en donde sea, le hacen un pago social para que todas las personas tengan la misma oportunidad de desarrollo.

La frase que usan los americanos es que la condición de tu nacimiento no determina el resultado de tu vida.

¿Se puede extender el concepto de meritocracia a la sociedad, para que se empodere y haga suya la palabra convirtiéndola en acción?

"Pienso que la gran tragedia de México es que se tiene en puestos de gran responsabilidad, en todas las instituciones, en todos los ámbitos, a personas que no están comprometidas con su trabajo". 

Yo creo que en los últimos 30 años, el país en muchos sentidos ha retrocedido, ya que en 1994 fuimos el primer país no desarrollado invitado a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Pero si hoy tuviéramos que volver a aplicar a esa organización, estaríamos en serios problemas, porque hemos pasado del lugar 48 al 61 en competitividad.

En lo que sí se avanzó es en la democracia “electoral”, porque ya funciona, ya pasan cosas buenas, el ejemplo es Pedro Kumamoto candidato independiente o el Bronco.

Los mexicanos no se han dado cuenta que pueden exigir una mejor oferta política, por otra parte porque no se había podido hacer una propuesta política fuera del sistema de partidos, que levantaran en nivel meritocrático del país.

Hoy la realidad es distinta, por eso hay toda una parte del libro que habla de una agenda a futuro, lo más importante será despertar esa conciencia.

¿Desde el punto de vista económico, qué beneficios traerá la meritocracia al país?

Empezaré del nivel micro para especular los impactos en un nivel macro. .

En el micro, yo creo que la meritocracia podría hacer que México fuera más competitivo.

Puede darle más oportunidades a todas estas personas que están fuera del sistema, aplicar la meritocracia en el sentido de reconocer el esfuerzo y el talento que hay en el país.

En el nivel macroeconómico hay dos impactos: uno es tener mejores gobiernos y dos, darle un nuevo dinamismo a la economía a través de la competencia.

Hay miles de ejemplos e historias de mexicanos que triunfaron fuera de su país, eso me motivó a escribir este libro. La meritocracia no es una amenaza al sistema, es la solución a la falta de desarrollo del país.