Arranca debate sobre consulta popular en el Senado

El perredista Manuel Camacho dijo que la Corte definirá la constitucionalidad de la reforma votada en materia energética, por lo que exigió legislar con prudencia".
El senador perredista Manuel Camacho
El senador perredista Manuel Camacho (Especial)

Ciudad de México

Las comisiones dictaminadoras de la minuta de consulta popular iniciaron la discusión de la minuta enviada por los diputados, que contiene candados para evitar que este ejercicio aplique a la reforma constitucional en materia energética.

Los senadores del PRD, Manuel Camacho, así como los panistas Marcela Torres y Javier Corral demandaron una moción suspensiva.

El perredista recordó que la Corte habrá de definir la constitucionalidad de la reforma votada en materia energética, de modo que exigió "si no vamos a legislar con grandeza, por lo menos hagámoslo con prudencia".

A su vez, Corral llamó a los panistas a darse cuenta que ya son oposición y deben colocarse del lado de los intereses de la gente, al avalar el dicho de Camacho Solís, de que este tema lo resolverá la Corte "y habrá consulta en materia de energía". Torres Peimbert demandó que se dé tiempo a la conformación del INE.

En su turno el panista y secretario de la Comisión de Gobernación, Héctor Larios, dijo que, en todo caso, la comisión puede votar esta tarde el dictamen y que sea el pleno el que determine si procede la moción suspensiva.

EL DICTAMEN

De acuerdo al dictamen circulado a los integrantes de las comisiones, el artículo 11 determina que no podrán ser objeto de consulta popular: la restricción de los derechos humanos reconocidos por la Constitución; los principios consagrados en el artículo 40 de la Constitución; la materia electoral; los ingresos y gastos del Estado; la seguridad nacional, así como y la organización, funcionamiento y disciplina de la Fuerza Armada permanente.

Se señala que el pasado 10 de diciembre la Cámara de Diputados aprobó el dictamen y tras su valoración, los integrantes de las comisiones dictaminadoras "estimamos pertinente referir algunos elementos argumentativos expuestos en la propuesta original presentada en la Colegisladora, por considerar que los mismos puntualizan y explican atinadamente la trascendencia de expedir un ordenamiento legal enfocado a reglamentar un derecho de los mexicanos, como es la Consulta Popular".

Se indica en el dictamen que serán objeto de consulta popular los actos de carácter legislativo del Congreso de la Unión, así como actos administrativos del Ejecutivo Federal, siempre que sean de trascendencia nacional.

Se consultarán aquellos temas que repercutan en la mayor parte del territorio nacional; que impacten en una parte significativa de la población; que propongan la creación, modificación o eliminación de políticas públicas que repercutan en la mayor parte del territorio nacional o impacten en una parte significativa de la población.

Así como los que propongan legislar sobre nuevas leyes o modificaciones a las existentes que impacten en una parte significativa de la población, y los que determine el Congreso de la Unión, a través de leyes y de acuerdo al momento pueda señalar otros componentes de los temas de trascendencia nacional, y con ello exista la flexibilidad para someter a la opinión de la ciudadanía mexicana, materias que puedan representar un beneficio.

Se establece que el resultado será vinculatorio, siempre que la participación total de la ciudadanía en la jornada de consulta corresponda al menos al 40 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores.