Arquidiócesis pone “en tela de juicio” reformas de Peña

La Arquidiócesis de México criticó que las reformas del Presidente acentuaron las brechas de desigualdad e injusticia en el país; "hay inestabilidad social por la reforma educativa", acusó.  
Desde su candidatura, Peña Nieto prometió que bajarían los precios de la energía eléctrica gracias a la Reforma Energética.
Desde su candidatura, Peña Nieto prometió que bajarían los precios de la energía eléctrica gracias a la Reforma Energética. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Arquidiócesis de México criticó el funcionamiento de las reformas estructurales impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto, pues acusó que en México se han acentuado las profundas brechas de desigualdad e injusticia, lo que pone "en tela de juicio" este paquete de leyes.

En el editorial Desde la Fe, la Arquidiócesis dijo que la administración de Peña Nieto prometió al inicio de su periodo de gobierno que a través de un paquete de reformas estructurales realizaría grandes cambios para traer prosperidad al país.

Dijo que una vez aprobadas las reformas en el Congreso de la Unión, el gobierno prometió bajas en los precios, mejorar el poder adquisitivo y el salario y acabar con la violencia, "cuya causa, en gran medida, tiene su origen en la pobreza y en falta de oportunidades".

La Iglesia criticó que a la mitad de esta administración "la realidad es distinta y apabullante", aunque "grandilocuentes justificaciones" dibujan a México como "un lugar atractivo para invertir".

Acusó que entre 2012 y 2014 la pobreza creció en 2 millones de pobres, los salarios se encarecieron, hay bajo crecimiento económico, la dólar está arrasando con el peso al pasar de costar 12.9 pesos en 2012 a 19 pesos.

Dijo que 2016 es el año "del calvario para los mexicanos" porque se ha estrangulado a los consumidores con las alzas en combustibles y la luz, "poniendo en duda si realmente la reforma energética está corriendo por los caminos adecuados"; hay inestabilidad social por la reforma educativa y la promesa de Peña de que los mexicanos tengan seguridad "queda en pura retórica populista".

También criticó que el presupuesto de egresos de 2017 "no debería amparar lujos irresponsables y salarios indecentes de burócratas que le han fallado al pueblo de México" ni sostener partidos políticos con un gasto millonario ni soportar dietas de legisladores y de organismos autónomos "empeñados en los lujos, prebendas y canonjías".

"No es justo conceder prestaciones y compensaciones multimillonarias a once ministros del Poder Judicial apoltronados y envueltos en carísimas togas de seda de más de medio millón de pesos, que encubren su pragmatismo y favoritismo por ideologías que dinamitan instituciones del Derecho, vulnerando preciadísimos valores sociales como el Matrimonio entre un hombre y una mujer, la protección de la familia o el respeto a la vida de los niños en el seno materno", dijo.

La Arquidiócesis recordó que el papa Francisco ha denunciado los sistemas neoliberales injustos y corruptos y por eso pidió a políticos mexicanos en su última visita al país "trabajar para ofrecer a todos los ciudadanos la oportunidad de ser dignos actores de su propio destino".

Por lo anterior, la Iglesia criticó que "en México se acentúan profundas brechas de desigualdad e injusticia, poniendo en tela de juicio esas reformas estructurales que están "haciendo agua".