Aprueban diputados reformas a la Ley General de Salud

Con 417 votos a favor se aprobó el dictamen para que la Secretaría de Salud tenga a su cargo normar el desarrollo de programas y actividades para prevenir, tratar y controlar el sobrepeso en la ...

Ciudad de México

La Cámara de Diputados aprobó por 417 votos a favor el dictamen para que la Secretaría de Salud (SSA) tenga a su cargo normar el desarrollo de programas y actividades para prevenir, tratar y controlar el sobrepeso en la población.

En el documento señalaron que el sobrepeso es una etapa previa a la aparición de la obesidad, y es cuando se deben incluir las medidas oportunas y necesarias de atención y prevención para no llegar al extremo como la obesidad.

Asimismo, los legisladores establecieron que la obesidad es considerada en México como un problema de salud pública, debido a su magnitud y trascendencia.

Por esta razón, agregaron, los criterios para su manejo deben orientarse a la detección temprana, la prevención, el tratamiento integral y el control del creciente número de pacientes que presentan esta enfermedad.

Subrayaron que el sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo para desarrollar hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, así como algunas neoplasias en mama, endometrio, colon y próstata, entre otros males.

En el documento aprobado por unanimidad indicaron que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud 2012, siete de cada 10 mexicanos se encuentran en cifras de sobrepeso y 30 por ciento de ellos en obesidad.

"De esta manera, el sobrepeso es un tema primordial por tratar en materia de salud preventiva de los mexicanos", subrayaron.

Al fijar la postura de Nueva Alianza, la diputada María Sanjuana Cerda Franco dijo que los tiempos que se viven en México y el mundo muestran una situación paradójica, ya que millones de personas presentan a la vez problemas de desnutrición, sobrepeso y obesidad.

Este panorama, expuso, es particularmente difícil en una sociedad como la mexicana, donde al menos siete millones de personas padecen hambre y una quinta parte de la población vive en condiciones de pobreza alimentaria.

Esto significa que uno de cada cinco mexicanos no podrían adquirir los alimentos mínimos indispensables, ni aunque destinaran a ello el total de sus ingresos, añadió.

En este escenario, refirió la diputada, los trastornos de la conducta alimentaria se presentan con preocupante incidencia, generando graves problemas de desnutrición, sobrepeso y obesidad.

Por ello, mencionó que este dictamen contiene acciones legislativas tendientes a fortalecer la capacidad de las instituciones para normar la educación y los servicios en materia de salud.

Con estas reformas, sostuvo, la SSA podrá orientar los programas y actividades de educación en lo relativo a nutrición, con el objeto de avanzar hacia una mejor prevención, tratamiento y control de la desnutrición, el sobrepeso, la obesidad, y demás trastornos de la conducta alimentaria.

Indicó que la prevención debería constituir una política de Estado, en general, en todo el espectro de la salud, porque con ello se elevaría en el largo plazo la calidad de vida de la población y liberaríamos al Estado de pesadas cargas fiscales.

La diputada consideró que las modificaciones a las fracciones Segunda y Tercera del Artículo 115 de la Ley General de Salud amplían y fortalecen la capacidad normativa de la SSA para desarrollar programas y actividades de educación en materia de nutrición.