Va a San Lázaro primer dictamen de reforma energética

Para el aval del primer dictamen de las leyes secundarias de la reforma energética tanto en lo general y en lo particular, la discusión llevó dos días, con un debate de 28 horas y 248 oradores, ...
Votación de legisladores durante la sesión de la Comisión Permanente, donde se aprobó el periodo extraordinario para discutir las leyes secundarias en materia energética.
(Cuartoscuro)

México

Tras un debate de más de 15 horas, y con cambios de última hora, el Senado aprobó esta madrugada el dictamen que contiene la Ley de Hidrocarburos que prohíbe que en las áreas naturales protegidas se puedan otorgar asignaciones o contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos, la cual se envió a la Cámara de Diputados.

Para el aval del primer dictamen de las leyes secundarias de la reforma energética tanto en lo general y en lo particular, la discusión llevó dos días, con un debate de 28 horas y 248 oradores, en total.

En el segundo día (viernes), se desahogaron 677 reservas de los partidos, con 139 oradores.

Esta numeralia “demuestra que la 62 Legislatura da ejemplo de trabajo, con respeto a las diferentes formas de pensar”, expresó el presidente de la Mesa Directiva, el priista Raúl Cervantes.

El dictamen aprobado modifica el régimen de concesiones mineras para generar que los dueños de éstas sean cubiertos con beneficios similares a los de los ciudadanos cuyas tierras serán usadas en proyectos petroleros y de electricidad.

Los dueños de concesiones también podrán recibir entre el .5% y el 2% cuando sus predios coincidan con los de asignatarios de proyectos petroleros, de gas o electricidad. Asimismo, ´los dueños de concesiones mineras podrán ahora transmitir y distribuir energía eléctrica.

Además, se cambió el artículo 19 transitorio para establecer que “los precios al público de gas licuado de petróleo se determinarán bajo condiciones del mercado a partir del 1 de enero de 2017 o antes, en la fecha en que se haya implementado el programa de apoyos focalizados a los consumidores a que se refiere el párrafo primero de esta fracción”.

En el caso de la integración del Centro Nacional de Control de Gas, se concentran funciones en la Dirección, la cual se conformará de un consejo de administración, con al menos una tercera parte de consejeros independientes.

Por lo que toca a los cambios aprobados, se modifican los artículos 100, 101 y 102, para determinar que tratándose de proyectos que alcancen extracción comercial de hidrocarburos, un porcentaje del contratista o asignatario se entregará al tenedor de la tierra, que “no podrá ser menor l 0.5% ni mayor al 2% en beneficio de los propietarios o titulares de derechos de que se trate”.

Además, se modifica el artículo 41 en materia de zonas de salvaguarda para determinar que “en las áreas naturales protegidas no se otorgarán asignaciones ni contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos”.

Durante el debate, la mayoría aprobó someter las reservas a discusión. De inmediato Alejandro Encinas protestó por lo que llamó un régimen especial sobre las mineras, e ironizó sobre “qué raro que a estas horas de la madrugada encontrarnos este régimen que creará nuevos ricos”.

 Antes, en el tema de Asignaciones y Contratos, los perredistas  acusaron que se quieren otorgar trabajos de exploración superficial a las empresas privadas a pesar de que Pemex ya los realizó, por lo que Dolores Padierna propuso que esta primera etapa quede a cargo de la paraestatal o en su defecto al Instituto Mexicano del Petróleo.

Mencionó que la paraestatal no podrá escoger sus socios y la Sener le impondrá contratos de servicios “lo que dejará a PEMEX en un mero administrador de contratos, con lo que se eliminará su autonomía de gestión”

Padierna aseveró tener datos de la Sener sobre la Ronda Cero y explicó que se hizo el cálculo de las reservas sumándolas. “La Constitución establece que los contratos son para obtener recursos, pero con la figura de recuperación de costos se hace lo opuesto y Pemex tiene pérdidas”.

En defensa del dictamen, la priista Cristina Díaz aseguró que se mantendrá la autonomía de PEMEX y el control de las asignaciones para favorecer al Estado y que sólo habrá contratos, no concesiones, con lo que, dijo, se asegura la propiedad de los hidrocarburos”

Destacó que los contratos se basan en modelos internacionales para mantener la competitividad y se comparten riesgos y costos, sin que se comprometa la renta petrolera.

Sobre transparencia y corrupción, los priistas y panistas subrayaron que la reforma mantiene candados suficientes. La senadora Arely Gómez, del PRI,  refirió que la nueva legislación obligaría a las empresas a presentar información precisa y no sólo datos sobre todos los procesos.

Destacó la obligatoriedad de la publicidad de los contratos otorgados y que el nuevo régimen prevé mejores sanciones contra la corrupción.

Al respecto, los perredistas Adán Augusto López y Zoe Robledo pusieron en duda la capacidad para combatir la corrupción en la actualidad, al acusar que desde la Secretaría de la Función Pública no se ha hecho nada en este tema.

López cuestionó, inclusive, al ex titular de la SFP, Salvador Vega, sobre qué se hizo para evitar casos como el de Oceanografía, a lo que el panista respondió que desde los gobiernos del PAN se detuvo a Nestor Moreno y fue puesto en libertad por un juez.  Subrayó que en su gestión hubo 3 mil sancionados en Pemex, pero que este mal no solo se da en la paraestatal  ni solo en México.    

La sesión  terminó a las 2:40 de la madrugada y se citó para este mismo sábado a las 12 horas.

Raúl Cervantes explicó el formato de la discusión del segundo dictamen en lo general que se dará hoy por la tarde, entre la que destaca la votación a las 19 horas, independientemente si se desahogó o no la lista de oradores completa.