Senado aprueba Ley de Ingresos; rechaza bajar IEPS a refrescos

Los senadores también hicieron modificaciones en materia de deducibilidad; devolvieron la miscelánea fiscal y la Ley de Ingresos a la Cámara de Diputados.
La Ley de Ingresos para el próximo año contiene una recaudación de 4 billones 763 mil 864 millones de pesos para el próximo año.
La Ley de Ingresos para el próximo año contiene una recaudación de 4 billones 763 mil 864 millones de pesos para el próximo año. (Archivo)

México

El Senado aprobó en lo general y en lo particular la Ley de Ingresos para 2016, que tendrá una reducción de 25.9 millones de pesos, luego de que esta madrugada se introdujeron reformas en materia de deducibilidad para pequeños y medianos contribuyentes, así como empresas.

De igual forma, el Senado devolvió la miscelánea fiscal y la Ley de Ingresos a San Lázaro, una vez que con acuerdo de todos los partidos se echaron abajo los ajustes para reducir en 50 centavos el IEPS a refrescos y bebidas endulzadas de hasta 100 ml.

Aunque el PRD insistió en que sí habrá un aumento en las gasolinas, que podría ser de 40 centavos por litro, el pleno aprobó solamente fijar un tope máximo de 3 por ciento para evitar que la liberalización que entra en vigor en 2016 impacte bruscamente en el precio del combustible.

La Ley de Ingresos para el próximo año contiene una recaudación de 4 billones 763 mil 864 millones de pesos para el próximo año. Los ingresos del Gobierno serán de 3 billones 102 mil 440.3 millones de pesos.

Entre los cambios aprobados, el Senado determinó subir de 100 hasta de 250 pesos el monto para que los anteriormente llamados Repecos no queden obligados a emitir una factura por ventas menores a ese monto.

Por lo que toca a las deducciones personales, se aprobó subir el monto de 10 a 15 por ciento y los partidos avalaron que también se pueda deducir la incapacidad o discapacidad.

Se modificó el artículo 151 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, donde se establece que serán deducibles los pagos efectuados por honorarios médicos, dentales o de enfermería, por análisis, estudios clínicos o prótesis, gastos hospitalarios, compra o alquiler de aparatos para el establecimiento o rehabilitación del paciente.

En el caso de incapacidad temporal o incapacidad permanente parcial, la deducción será igual o mayor a un 50 por ciento y en ambos casos se tendrá que presentar certificado de reconocimiento o calificación emitido por instituciones públicas.

Por lo que toca al tope máximo y mínimo en la banda de flotación en los precios de las gasolinas, el artículo 5 de la Ley de Impuesto Especial sobre producción y servicios determina que "durante el ejercicio fiscal de 2016, el esquema definido en esta fracción deberá prever que los precios máximos podrán aumentar o disminuir, con respecto al precio máximo vigente en octubre de 2015, como máximo en la proporción de la inflación esperada conforme a los criterios generales de la política económica para 2016".

En tribuna, los senadores Dolores Padierna, Manuel Bartlett, Mario Delgado y Alejandro Encinas, sostuvieron que sí habrá aumento a las gasolinas el próximo año porque el IEPS sube hasta el 4 por ciento y es un hecho que México ha pasado de ser una economía despetrolizada a ser una "gasolinizada", pues tan sólo de IEPS por este concepto el Gobierno recaudará Ingresos cercanos al 3 por ciento del PIB.

La senadora priista Blanca Alcalá rechazó el señalamiento y dijo que la liberación de precios responde a la reforma energética ya aprobada.

"Por supuesto que no hay nuevos impuestos en la propuesta, mucho menos tampoco incrementos en la gasolina. El mecanismo que estamos poniendo a consideración de esta Soberanía habla de una banda, de una banda de fluctuación, que nunca será superior al precio que tenemos en este momento".

Aseveró que esta fluctuación nunca será superior a la inflación, que está considerándose del orden del tres por ciento.

En el tema de las bebidas edulcoradas, la senadora Martha Tagle pidió demostrar si la modificación de 50 centavos se debió a un show mediático o de verdad hay preocupación por el problema de obesidad, al referir que es necesario otras acciones para combatir esta enfermedad.

Recordó que los mexicanos consumen en promedio 163 litros de refrescos al año, siendo el primer país de consumo a nivel mundial.

Tras lo cual, pidió al presidente de la Mesa, Roberto Gil, someter a votación nominal su propuesta, basada en recomendaciones de la OMS, de subir a dos pesos el gravamen de IEPS por litro o elevar el 20 por ciento al precio en venta, "para que quede claro quiénes están en contra de la obesidad", la cual fue rechazada por 63 en contra y 26 a favor.

La recaudación por ese concepto subirá de 20,539.9 millones de pesos a 21,062.4 millones de pesos.

El perredista Fernando Mayans pidió revertir el impuesto al cacao, que fue considerado como producto chatarra, pues impactaría esto a los productores de este fruto que son de bajos recursos en su mayoría. "Que no ven el daño que harán", reclamó, a lo que obtuvo respuesta de los priistas: "Noooo", en tono de burla.

Tras la aprobación de las minutas, los senadores se fueron de "puente" de Día de Muertos, al concluir sus trabajas a las 5:00 de la mañana.