Aprueba Congreso de Jalisco la Ley de Libre Convivencia

La iniciativa fue modificada desde un día antes, según confirmó el impulsor de la propuesta, el perredista Enrique Velázquez González.
Previo a la aprobación, hubo un largo debate en tribuna, donde la bancada del Partido Acción Nacional insistió en que se trata de una manera de disfrazar la unión entre personas del mismo sexo.
Previo a la aprobación, hubo un largo debate en tribuna, donde la bancada del Partido Acción Nacional insistió en que se trata de una manera de disfrazar la unión entre personas del mismo sexo. (@LegislativoJal)

Jalisco

Con 20 votos a favor, 15 en contra y una abstención, este jueves el pleno del Congreso de Jalisco aprobó la Ley de Libre Convivencia, la que permitirá a parejas del mismo sexo establecer ante la ley una relación y compartir derechos como la seguridad social.


Los votos a favor fueron de 15 diputados del PRI, dos del PRD, uno de Movimiento Ciudadano, uno del Partido Verde y el legislador independiente Ricardo Rodríguez.


En tanto, los 11 legisladores panistas que acudieron a la sesión de pleno votaron en contra, junto con el priista Joaquín Portilla Wolff y tres legisladores de Movimiento Ciudadano, mientras que Verónica Delgadillo, de Movimiento Ciudadano, se abstuvo.


Previo a la aprobación, la bancada panista insistió en que esta ley se trata de una manera de disfrazar la unión entre personas del mismo sexo.


El diputado panista Guillermo Martínez Mora afirmó que los hijos de personas homosexuales son más propensos a sufrir violaciones y al consumo de drogas.


La iniciativa fue modificada desde un día antes, según confirmó el impulsor de la propuesta, el perredista Enrique Velázquez González.


Una de las principales modificaciones es que no será considerado un nuevo estado civil, como lo propuso el perredista, sino un contrato notariado que podrán hacer las personas interesadas en convivir y tener derechos y obligaciones, como seguridad social o la posibilidad de heredar bienes.


También se contempla que no existe la posibilidad de adopción ni se limitará el convenio a una pareja, pues los firmantes podrán ser más de dos.


La propuesta original contemplaba que las uniones entre personas del mismo sexo fueran reconocidas como un nuevo estado civil (libreconviviente), que se expidiera un acta de Registro Civil y que lo pudieran solicitar dos personas de distinto o mismo sexo, sin parentesco de consanguinidad y mayores de edad.


Asimismo, la iniciativa contempla que la unión se disuelva por el abandono del hogar común, por contraer matrimonio, vivir en concubinato o celebrar una nueva libre convivencia con otra persona, por la sola voluntad de uno de los convivientes.


Asimismo reconoce derechos sucesorios, patrimoniales, alimentarios, de tutela y de seguridad social en las instituciones del estado.