Aplicar alcoholímetro en todo el país, propone PRI

Si un conductor ebrio comete algún delito, la sanción será penal e irá dos años a la cárcel.
Alcoholímetro
Alcoholímetro (Archivo)

México

La bancada del PRI en el Senado presentó una iniciativa para aplicar el alcoholímetro en las carreteras federales y reducir la cifra de muertos por accidentes viales.

En su propuesta prevén multas que van de 200 a 300 días de salario mínimo y arresto de 12 a 36 horas a quienes manejen en estado de ebriedad.

La sanción será penal si un conductor alcoholizado comete algún delito mientras maneja.

En este caso se impondrá una pena de prisión que va de seis meses a dos años; multa de hasta 300 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal, y suspensión o pérdida del derecho a la licencia de manejo.

La iniciativa fue presentada por el priista Jesús Casillas, pero lleva las firmas de Ivonne Álvarez y Angélica Araujo.

En la propuesta se lee que los accidentes viales son la cuarta causa de muerte en México, pero la primera en "pérdida de años saludables", pues la mayoría de fallecidos son jóvenes.

Los priistas plantean que se sancione con multa hasta de 200 días de salario mínimo a quien conduzca un vehículo bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Esta sanción se aplicará si el conductor presenta entre 50 y 80 miligramos de alcohol por 100 mililitros de sangre o de 0.25 a 0.40 por litro de aire espirado. Lo mismo ocurrirá si maneja bajo los influjos de una droga.

En tanto, habrá arresto administrativo inconmutable de 12 a 24 horas si el conductor presenta entre 81 y 130 miligramos de alcohol por 100 mililitros de sangre o de 0.41 a 0.65 por cada litro de aire espirado.

El arresto de 24 a 36 horas se aplicará a la persona que tenga una cantidad mayor a 130 miligramos de alcohol por 100 mililitros de sangre o más de 0.65 por litro de aire espirado.

casos exitosos

El diputado Jesús Casillas destacó que hay casos en los cuales el alcoholímetro ha generado una disminución de muertes, como en Jalisco, su estado natal.

En la iniciativa se señala que 60 por ciento de los accidentes en México son de tránsito, de los cuales seis de cada 10 tienen consecuencias fatales. Además está confirmado que alguno de los tripulantes estaba alcoholizado al momento del percance.

En tanto, en el mundo mueren cada año 1.3 millones de personas por accidentes vehiculares y más de 50 millones de personas resultan lesionadas.

Según la propuesta de los priistas, en México ocurren 400 mil accidentes de tránsito cada año y 40 mil personas mueren en esos hechos, además de que 90 mil resultan lesionadas.

Únicamente en los percances vehiculares en los que están involucradas personas alcoholizadas el número de fallecidos asciende a 25 mil.

Licencias canceladas

Un conductor será sancionado con la cancelación definitiva de la licencia si es reincidente. El permiso de conducir se cancelará dos años cuando sea la primera vez que maneja alcoholizado.

Habrá una sanción de 200 salarios mínimos del DF si el conductor presenta entre 50 y 80 miligramos de alcohol por 100 mililitros de sangre o de 0.25 a 0.40 por litro de aire espirado.

En México ocurren 400 mil accidentes de tránsito cada año y mueren 40 mil personas.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]