Aplauden diputados del PRD clausura de Dragon Mart

La fracción perredista en San Lázaro reconoció que la clausura del proyecto atiende los reclamos del sector empresarial y comercial del país.
La Profepa impuso como medida de seguridad la clausura total del proyecto Dragon Mart.
La Profepa impuso como medida de seguridad la clausura total del proyecto Dragon Mart. (@PROFEPA_Mx)

Ciudad de México

La fracción del PRD en la Cámara de Diputados celebró la determinación de clausurar el proyecto Dragon Mart en Cancún, Quintana Roo, tras reafirmar que su operación implicaría francas violaciones a las leyes mexicanas en materia laboral, ambiental y de comercio exterior.

Reconoció que la clausura ordenada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) atiende los reclamos del sector empresarial y comercial del país, así como de organizaciones sociales y de los propios legisladores perredistas.

"La operación de Dragon Mart implicaría prácticas de dumping operadas en una especie de ínsula china dentro del territorio mexicano, sin empleo de mano de obra local y con trabajadores chinos bajo condicionantes laborales y salariales propias de aquel país, en franca violación a las leyes federales del trabajo e inversión extranjera, así como de comercio exterior", acusó el coordinador de los diputados del PRD, Miguel Alonso Raya.

De acuerdo con el vocero presidencial, Eduardo Sánchez, y el procurador ambiental Guillermo Haro, el proyecto Dragon Mart en Quintana Roo fue clausurado por daños causados al ecosistema y se le impondrá una multa de 22 millones de pesos.

La diputada perredista Graciela Saldaña propuso desde julio de 2013 un acuerdo para exhortar al gobierno federal a atender la petición de los industriales para abrir una mesa de diálogo y evitar las prácticas desleales que traería consigo el proyecto Dragon Mart.

Advirtió asimismo que el proyecto "conlleva violaciones al programa de ordenamiento local del municipio de Benito Juárez, destinado a la protección de especies endémicas y nativas, así como a la Norma Oficial Mexicana 059, Semarnat 2010".

Alonso Raya alertó a su vez sobre las afectaciones a las industrias del calzado y del vestido.

Por ello, dijo, "qué bueno que se proceda hacer la investigación y a tomar una determinación en el sentido de lo que planteamos desde hace mucho tiempo, pues ayuda a lo que demandaron cámaras industriales y comerciales como la Concanaco, la Coparmex, la Concamin y el CCE, así como representantes de las industrias del calzado y del vestido y diversas organizaciones ambientalistas".