Apagaron sensores del Altiplano por obras en el Cutzamala

Descubren que los dispositivos dejaron de ser utilizados debido a los trabajos que, presumen, fueron aprovechados por los cómplices del capo.

México

Los sensores de movimiento instalados en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, estuvieron apagados durante varios días, situación que aprovechó el capo Joaquín El Chapo Guzmán para fugarse, revelaron funcionarios del gobierno federal.

Indicaron que la Procuraduría General de la República (PGR) descubrió que los sensores que tiene el centro penitenciario dejaron de ser utilizados debido a los trabajos que se comenzaron a realizar en el Sistema Cuztamala, en la zona de Almoloya de Juárez.

Al respecto, autoridades de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) consultadas por MILENIO informaron que el organismo realizó trabajos de mantenimiento en las inmediaciones del penal del Altiplano una semana antes de que se diera la evasión de Joaquín Guzmán.

En tanto, funcionarios del gobierno federal aseguraron que durante el transcurso de las obras de la Conagua, los sensores de movimiento instalados en la prisión empezaron a emitir señales de alerta de manera continúa.

Explicaron que esto ocurrió cuando se abrieron zanjas y se colocó tubería a un costado de la cárcel. Los aparatos emitían alertas, situación que propició la movilización de personal.

Al final todas las alertas resultaron negativas, ya que tenían su origen en las obras que se llevaban a cabo en el exterior.

Se presume que los trabajos en el Sistema Cutzamala fueron aprovechados por los cómplices de El Chapo, quienes construyeron el túnel en un inmueble que permanece en obra negra en la colonia Santa Juanita, en Almoloya de Juárez, y el cual conecta con la celda del líder del cártel de Sinaloa, ubicada en el área de tratamientos especiales, pasillo 2, estancia 20.

Detallaron que como parte de las investigaciones que realiza la Procuraduría General de la República, se cree que el túnel fue terminado días antes de que consumara la fuga de El Chapo.

Asimismo, se indaga si el capo fue alertado en prisión por algunas personas que tenían contacto con él, a través de las visitas que recibía.

Los funcionarios manifestaron que tratan de precisar si alguien que visitó al capo acordó el día y la hora de su rescate de prisión.

Los funcionarios federales dijeron que la Procuraduría General de la República desahoga varias líneas de investigación y también indaga a cada uno de los contratistas que han participado en obras del Altiplano y que pudieron tener acceso a los planos de la cárcel.

También se investiga a contratistas que han participado en obras realizadas en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, y en el de Matamoros, Tamaulipas, porque los planos de estos penales son similares al del Altiplano.

El diseño de las tres cárceles de máxima seguridad, añadieron, es similar y eso se puede comprobar con la aplicación Google Earth.

Excavaciones de Conagua

De acuerdo con información de la Conagua, del 3 al 5 de julio del presente año, el organismo realizó algunas excavaciones para sustituir tubería en el lado opuesto a donde se encontraba la celda del sinaloense.

De igual manera, en un comunicado del organismo, se detalla que esos días se trabajó con 43 máquinas pesadas, como grúas, excavadoras, retroexcavadoras y 286 unidades de equipo menor, como bombas, plantas de soldar, generadores de energía eléctrica e iluminación.

La Conagua señaló que en el operativo participaron técnicos de la más alta especialización, trabajadores de la industria de la construcción y elementos de seguridad de la Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Federal y Seguridad Pública del Estado de México.

El organismo también realizó obras en el citado municipio mexiquense meses atrás, así lo dio a conocer la Comisión Nacional del Agua.

Los trabajos de mantenimiento se realizaron en diferentes tramos de la línea 2 del Sistema Cutzamala.

En octubre de 2014, se informó que más de 700 trabajadores con maquinaria pesada realizaron el cambio de siete tubos en la línea 2 y reforzamiento de otros 17, desde los kilómetros 0+600 hasta el 37+208 entre el Tanque Santa Isabel y el Túnel Analco San José, en los municipios de Almoloya de Juárez y Lerma, Estado de México.