Que militares justifiquen violaciones es inadmisible: Angélica de la Peña

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, se pronunció contra el argumento sobre que la infracción de los derechos humanos sea consecuencia del combate efectivo a la delincuencia.
Las senadoras Angélica de la Peña y Laura Saldaña durante la discusión del dictamen de trata de personas.
La senadora Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado. (Cortesía)

Ciudad de México

La senadora Angélica de la Peña cuestionó que oficiales de alto rango reconocieran que las fuerzas armadas han cometido violaciones a los derechos humanos durante operativos de seguridad púbica y en contra de la delincuencia organizada, y que pretendieran justificarlas durante la audiencia pública convocada por comisiones del Senado.

La legisladora del PRD, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, rechazó que la infracción de los derechos humanos sea consecuencia sine qua non del combate efectivo a la delincuencia.

"A todas luces, es inadmisible... Sin excepción alguna, los derechos humanos deben ser respetados escrupulosamente en nuestro país, especialmente por las instituciones del Estado y por quienes forman parte de ellas, porque la Constitución así lo mandata y es parte de los compromisos internacionales signados por nuestro país", se lee en un comunicado difundido por la senadora este viernes.

De la Peña negó que sean ocasionales los abusos graves cometidos por militares contra civiles, "así lo demuestran las denuncias presentadas ante organismos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales y reportadas por los medios de comunicación, incluso el propio gobierno de Estados Unidos en su reporte de prácticas de derechos humanos 2013, enviado el día de ayer al Congreso de ese país, apunta su involucramiento en asesinatos extrajudiciales, abusos físicos, tortura y desaparición de personas".

Luego de la audiencia pública convocada ayer por las comisiones de Justicia, Defensa Nacional, Marina, así como por las tres de Estudios Legislativos, De la Peña recordó el caso Rosendo Radilla Pacheco, por el cual el Estado mexicano fue condenado por violaciones graves a derechos humanos, y consecuentemente las autoridades mexicanas se vieron forzadas a establecer criterios para el cumplimiento de esta sentencia y de otras sucesivas que se emitan por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

"Resultan contradictorias las declaraciones emitidas el día de ayer por un alto oficial de la Marina, con la disposición mostrada por la justicia militar que ha declinado a tribunales civiles los casos en que militares hayan trasgredido derechos humanos a fin de que sean juzgados, aún antes de que se haya concretado la legislación, y también con la postura mostrada durante el más reciente Examen Periódico Universal", dijo de la Peña.

La senadora del PRD señaló que el proceso para dictaminar la reforma al Código de Justicia Militar ha sido público y abierto a todas las voces, "ya como una práctica de parlamento abierto, para conocer opiniones y propuestas".

"Porque efectivamente queremos dar certeza jurídica, pero sin consideraciones especiales para alguna institución o grupo, sino para todas y todos los mexicanos", agregó.

De la Peña aclaró que las fuerzas armadas pueden estar seguras de que el Senado "no vulnerará la disciplina castrense al reformar el Código de Justicia Militar, al contrario, no hay mayor disciplina que el respeto irrestricto al marco jurídico fundamental de nuestra Nación, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos".