Angélica Rivera ya es donadora de órganos

Salud reconoce grave problema de obesidad que devendrá en diabetes e hipertensión.
La menor beneficiada.
La menor beneficiada. (René Soto)

México

La presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF, Angélica Rivera, se inscribió como donadora ante el Centro Nacional de Trasplantes.

El anuncio se realizó en el foro denominado Celebrando la donación de órganos, en presencia de la secretaria de Salud, Mercedes Juan, y de Patricia Hernández, quien este lunes donará un riñón a su hija de ocho años.

Hernández, maestra indígena oaxaqueña, recordó cómo su hija rogó para que se mandara una carta con su caso a la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, a quien solo conocía en telenovelas.

“Ante mi desesperación, mi hija me dijo: ‘y si le escribiéramos una carta a la señora que sale en las telenovelas’; entonces me reí y le dije que no nos iba a hacer caso, pero se la mandé por ella y creo que la leyó, porque me hablaron, no al día siguiente, pero si el 28 de junio.

“No puedo creer lo que ha llegado a hacer una mujer indígena, a conocer a Angélica Rivera, ahora hasta palancas tengo”, dijo Patricia.

La presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF solo sonrió, y cuando tomó la palabra, hizo un llamado a la sociedad para que se convierta en donadora, a fin de apoyar a personas como Patricia y su hija.

Aseguró que el presidente Enrique Peña Nieto solicitó que se trabaje en un reglamento de la Ley General de Salud, en el área de trasplantes, parar incrementar el número de pacientes beneficiados, sobre todo los enfermos renales.

“Que cada vez seamos más los que digamos: ‘soy donador y mi corazón seguirá latiendo en alguien más’; que mis ojos ayuden a ver a otras personas y que la vida siga siendo a través de nosotros. Por eso entrego mi registro de donadora al Centro Nacional de Trasplantes”, dijo Angélica Rivera.

Recordó que en México se cuenta con tecnología y conocimiento para hacer trasplantes, pero se necesita voluntad de las personas para donar sus órganos.

Mercedes Juan reconoció que México tiene un grave problema de salud pública ocasionada por la obesidad, que en el futuro se manifestará en enfermedades como diabetes e hipertensión arterial, además de sus consecuencias más graves: problemas renales que requieren trasplantes.

La funcionaria federal celebró también que la Cámara de Diputados aprobara el proyecto de reforma a la Ley General de Salud como parte del trabajo que se lleva a cabo para la universalización de los servicios de calidad en beneficio de todos mexicano.