Peritos argentinos analizan 2 cuerpos hallados en Cocula

Desde el 25 de diciembre del año pasado se han realizado seis operativos de búsqueda y se obtuvieron indicios a través de cateos a la casa de ‘El Gil’, presunto jefe de ‘Guerreros Unidos’.
La próxima reunión con las autoridades federales se programó para el 18 de febrero, en Acapulco.
La próxima reunión con las autoridades federales se programó para el 18 de febrero, en Acapulco. (Especial)

México

La PGR localizó dos restos cuerpos en zonas aledañas a los municipios de Iguala y Cocula, Guerrero, que comenzarán a ser analizados hoy por peritos de la institución y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) para determinar si son de alguno de los 43 normalistas de Ayotzinapa que permanecen desaparecidos desde septiembre de 2014.

El hallazgo de los restos se realizó el lunes y miércoles de la presente semana y fue notificado a los padres de los estudiantes durante una reunión que tuvieron ayer con la procuradora Arely Gómez, con lo que son alrededor de 130 los cuerpos encontrados en esas zonas de Guerrero, de 2015 a la fecha.

José Aarón Pérez Carro, titular de la Oficina de Investigación del Caso Iguala, dijo a los familiares de las víctimas: “Físicamente se encuentran esos restos, hoy llegaron en la madrugada a la Ciudad de México, a la Coordinación General de Servicios Periciales; se ha entablado comunicación con el Equipo Argentino de Antropología Forense para que de forma coordinada se pueda llevar a cabo el procesamiento de esos restos y determinar en términos genéticos y antropológicos si existe algún dato de interés para la investigación que tenemos en esta oficina”.

El subprocurador de Derechos Humanos, Eber Omar Betanzos, dijo que en un mes se tendrán los resultados de los exámenes practicados a los cuerpos.

“Son estudios que tardan alrededor de un mes entre que se extraen los cuerpos y se realizan las  pruebas genéticas correspondientes”, declaró en entrevista con Carlos Zúñiga en MILENIO Televisión.

“Es importante mencionar que la PGR, a través de la Subprocuraduría de Derechos Humanos, en el caso que se ha denominado Los otros desaparecidos de Iguala, realiza tareas desde hace 18 meses de extracción de cuerpos que han sido localizados en la región”, abundó.

La PGR enfatizó que a partir de la utilización de “tecnología de última generación” se localizaron los restos óseos.

En el encuentro estuvo Ángela Buitrago y Alejandro Valencia, integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Buitrago dirigió el siguiente mensaje a los padres: “Hoy creo que pueden decir que, efectivamente, se están haciendo las cosas. Pienso que ahora con más fuerzas hay que hacerlo, con menos pausa y sin cansancio como lo he visto… y aquí una aclaración, no son restos, son cuerpos”.

La procuradora Gómez manifestó que se trabaja en nuevas líneas de investigación en el contexto de las atribuciones que tiene el Ministerio Público y garantizó que se practicarán todas las diligencias necesarias para esclarecer lo que ocurrió en Iguala para sancionar a los responsables.

PADRES OFRECEN DETALLES

Vidulfo Rosales, abogado de los padres, informó que los dos cuerpos fueron localizados por la PGR y el GIEI en una zona denominada Canal Grande, en las inmediaciones de Cocula.

En conferencia de prensa posterior, el litigante destacó que hay avances en la indagatoria del Caso Iguala, ya que fueron notificados del resultado de seis búsquedas practicadas.

Comentó que el 25 de diciembre de 2015 se obtuvieron indicios, a través de una serie de diligencias, en la casa de Gildardo López Astudillo, El Gil, presunto jefe de sicarios de Guerreros Unidos y de quien la PGR aseguró dio la orden de matar y quemar los cuerpos de los normalistas en el tiradero municipal de Cocula.

Rosales mencionó que también se hallaron pruebas en el poblado de Tianquizolco, cerca de Cocula, pero para no afectar la investigación, apuntó que no podía dar más datos.

El litigante expresó que los descubrimientos se han realizado con el apoyo de drones que sobrevuelan Iguala y Cocula y que cuentan con cámaras de alta resolución.

Los padres de los normalistas también demandaron a la PGR que se manifieste públicamente a favor del GIEI para que cese la “campaña de descrédito” en su contra, particularmente contra Buitrago.

Otra de sus exigencias fue una diligencia a militares del 27 batallón de Infantería, en Iguala, en la que esté como observador el GIEI.

Rosales anunció que la próxima reunión con las autoridades federales se programó para el próximo 18 de febrero, en Acapulco.