Alumnos de secundaria, con retraso de dos años

Tres de cada 10, con nivel insuficiente en matemáticas y ciencias; dos de 10, en español.
En el ciclo 2012-2013 la deserción escolar en este nivel fue de 5.1%.
En el ciclo 2012-2013 la deserción escolar en este nivel fue de 5.1%. (Javier García)

México

El alumno mexicano promedio de 15 años tiene un retraso académico de cerca de dos años y un bajo nivel de rendimiento matemático, de acuerdo con la prueba del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés).

En el documento “Panorama Educativo de México: indicadores del Sistema Educativo Nacional 2014”, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), se establece que al país le tomará 25 años obtener el puntaje promedio si no realiza intervenciones dirigidas a mejorar la inequidad social y escolar.

Asimismo, el reporte señala que tres de cada 10 alumnos del último año de secundaria tienen un nivel de logro insuficiente, o por debajo del básico, en matemáticas y ciencias, y dos de cada 10 en español y formación cívica y ética.

Solo tres de cada 100 estudiantes demuestran tener un dominio avanzado en estas cuatro materias evaluadas, por lo tanto existe un grupo reducido capaz de ejecutar tareas complejas en los Exámenes de la Calidad y el Logro Educativo (Excale) de 2012.

No obstante, México registró que los alumnos de 15 años con bajo desempeño pasaron de 65.9 por ciento en 2003 a 54.7 por ciento en 2012, aunque se encuentra muy lejos de alcanzar la meta que se propuso para 2021, de reducir 20 por ciento este indicador.

En el tema las escuelas privadas continúan con una amplia ventaja, porque concentran los menores porcentajes de alumnos de 15 años con un bajo desempeño matemático, 36.6 por ciento, en comparación con las públicas, que tienen 57.2 por ciento; según este informe, es un instrumento para que se conozca la situación del Sistema Educativo Nacional y así exigir una educación de calidad.

En la publicación, que presenta los avances y las actualizaciones del sistema de indicadores de educación básica y media superior, aparecen las entidades donde los estudiantes no tienen los conocimientos y habilidades mínimos en los cuatro dominios evaluados: Chiapas y Michoacán; en estos estados 31 por ciento de los estudiantes obtiene calificación insuficiente.

Ello significa que los alumnos de secundaria concluyen su educación básica sin tener todas las habilidades y conocimientos establecidos, lo cual es un factor que limita sus posibilidades para continuar sus estudios en dichas asignaturas, especialmente en matemáticas.

En ese sentido, en Tabasco, Chiapas, Michoacán y Campeche cerca de la mitad de los jóvenes tuvieron un desempeño insuficiente en matemáticas, y en Chiapas, Michoacán, Nayarit, Sonora y Zacatecas un tercio de los que están por terminar su educación básica obtuvo insuficiente en español.

Mientras que entre los mejores evaluados destacan el Distrito Federal, con 13 por ciento; Estado de México, con 18; Puebla, con 20; Querétaro, con 17.7, y Yucatán, con 19.

En el apartado Estructura y Dimensión, el informe indica que en el país casi seis de cada 10 escuelas de preescolar, primaria y secundaria se ubican en localidades de alta y muy alta marginación, y 40 por ciento de bachillerato enfrenta la misma condición.

Sobre los resultados del ciclo escolar 2013-2014 demuestra que la cobertura educativa todavía no es universal, pues solo cuatro de cada 10 niños de tres años están inscritos en la escuela; en cambio, se alcanza una cobertura de casi 90 por ciento de los niños de cuatro años. La cobertura total se logra solo entre los cinco y los 12 años, pero vuelve a decrecer desde los 13 hasta los 17 años, con 54 por ciento.

Los datos del ciclo escolar 2012-2013 muestran que el nivel de deserción en educación primaria se ubicó en 0.7 por ciento, en secundaria en 5.1, y en media superior asciende a 14.3 por ciento. Según el estudio, los hombres abandonan más la escuela que las mujeres.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]