Pide Alonso Raya velar por derechos de jornaleros

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados acusó que en el territorio nacional operan empresas que no respetan la ley, que ofrecen trabajos mal pagados y que abusan de los trabajadores.
El perredista Miguel Alonso Raya.
El perredista Miguel Alonso Raya. (Nelly Salas/Archivo)

Ciudad de México

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, exigió al Estado mexicano cumplir su obligación constitucional de proteger y garantizar los derechos humanos de los jornaleros agrícolas, así como aplicar las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo en la materia.

"El gobierno federal, junto con los gobiernos de los estados, tiene la obligación de impedir que en el territorio nacional se viole lo que establecen la Constitución, particularmente el artículo primero en materia de derechos humanos, y la Ley Federal de Trabajo; por lo tanto, su obligación es proteger a los trabajadores y atender sus demandas", puntualizó.

Alonso Raya se refirió así a las protestas de trabajadores del Valle de San Quíntín, en cuyos ranchos y campos trabajan cerca de 80 mil jornaleros agrícolas con un salario promedio de 110 pesos por 15 horas de trabajo al día y que viven en condiciones de hacinamiento, carecen de prestaciones y están expuestos a riesgos por la exposición a los agroquímicos, sin contar con seguridad social.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo, entre las principales violaciones a la normatividad laboral documentadas en dos ranchos del Valle de San Quintín destacan el trabajo infantil forzado; trabajo agrícola expuesto a sustancias peligrosas como plaguicidas y pesticidas; carencia total de equipo de protección, seguridad social y capacitación, así como falta de control en el manejo de sustancias químicas para jornaleros, fumigadores y población infantil.

El líder parlamentario del PRD sostuvo que ese caso se suma a la explotación laboral y abuso sexual que sufrían empleados de una maquiladora en Zapopan, Jalisco, y ambos representan un botón de muestra de que en nuestro país no se cumple lo que establece la Constitución, las leyes federales y los tratados internacionales en materia laboral y de derechos humanos.

Como se dio a conocer en enero pasado, los 129 trabajadores de la referida maquiladora ganaban menos del salario mínimo, con horarios extenuantes y escasos minutos para comer.

"Casos como estos demuestran que en el territorio nacional operan empresas mexicanas y extranjeras que no respetan la ley, que ofrecen trabajos mal pagados, sin prestaciones laborales de ningún tipo y que abusan de los trabajadores con la complicidad de las dependencias federales y estatales que supuestamente deben protegerlos", acusó Alonso Raya.