Alistan iniciativa federal para castigar delitos ambientales

El secretario del Medio Ambiente, Juan José Guerra, anunció que buscarán imponer sanciones más severas a quienes dañen el ambiente.
SEMARNAT
SEMARNAT

Ciudad de México

El gobierno federal alista una iniciativa para expedir un código ambiental único para imponer sanciones más severas a quienes dañen el entorno ambiental.

Así lo reveló el titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Juan José Guerra, y detalló que "la idea sería aglutinar en un solo instrumento todos los esfuerzos en materia ambiental, ya tenemos una base jurídica muy importante y hay que fortalecerla, porque es indispensable que la Procuraduría Federal para la Protección al Ambiente cuente con todos los instrumentos y que estos reglamentos se cumplan a cabalidad".

Al término de la ceremonia inaugural del foro "El futuro de la justicia ambiental en México" en la Cámara de Diputados, el funcionario reconoció que "los delitos ambientales no son delitos graves" y basta una fianza para alcanzar la libertad.

"Eso es algo que estamos luchando por cambiar, (pues) quien está cometiendo un delito ambiental debe ser sancionado, es un delincuente y debe pagar", puntualizó Guerra.

El responsable de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro, secundó la necesidad de expedir un código único en materia ambiental para concentrar toda la normatividad y homologar los castigos por daños al entorno.

Subrayó asimismo la importancia de establecer multas más severas y el seguimiento oportuno de los programas de compensación y remediación por parte de los infractores.

Planteó asimismo el fortalecimiento de la Profepa mediante la modernización de su estructura orgánica y la renivelación salarial de los inspectores, así como la revisión de su estatus para concederle autonomía.

A la inauguración del foro asistieron también el presidente de la Cámara de Diputados, José González Morfín, y el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, además de los legisladores "ecologistas" Arturo Escobar y Lourdes López Moreno, y el director general del Centro de Estudios Jurídicos y Ambientales, Salvador Eloy Muñúzuri.