Alimentos subirán de precio con homologación de IVA: experto

El investigador de El Colef, Alejandro Brugués, advirtió que incluso algunos productos podrían llegar a costar más que en el resto del país.

Ciudad de México

El aumento en el IVA de 11 a 16% en la frontera norte del país sí impactará en el precio de los alimentos a pesar de que éstos seguirán exentos de gravamen, de acuerdo con Alejandro Brugués, investigador del departamento de estudios económicos de El Colegio de la Frontera Norte.

"Los precios de los alimentos van a tener un incremento por el incremento del resto de los precios de la economía, va a ser un efecto colateral del incremento del IVA en el resto de los productos, no en la misma magnitud pero sí lo tendrán", dijo.

Para el académico, que ha estado encargado de estudios sobre el impacto de la homologación de IVA que propone la reforma hacendaria del Ejecutivo, todos los precios subirán en la frontera y algunos productos podrían llegar a costar más que en el resto del país.

"Hay algunos productos, sobretodo de grandes cadenas comerciales que sí mantienen un precio único en todos los lugares de México, pero hay otro tipo de productos donde distribuidores y proveedores consideran los costos de transportación de esos productos.

Como tenemos una lejanía relativa con casi todos los centros de producción de México, eso hace que los preciso nuestros sí puedan ser en algunos casos más altos a los que se manejan en otros lugares de México y se irían todavía más arriba", dijo por teléfono desde Ciudad Juárez, Chihuahua.

El académico de El Colef, señaló que las afectaciones que la economía de la frontera tendrá con la homologación del IVA también las generarán la disminución del consumo y la compra de productos en Estados Unidos.

"La canasta de consumo de los fronterizos incluye bienes comprados en México y bienes comprados en Estados Unidos, eso representa un equilibrio en la actividad de la frontera. Si lo afectamos, la respuesta de los consumidores es que algunos de esos productos pasarían a ser comprados en Estados Unidos... Va a haber una fuga de consumidores", dijo.

Burgués explicó que las ventajas del IVA de 11 por ciento en la frontera eran para productos que tenían un menor precio en Estados Unidos y podían ser adquiridos en aquel país, como los aparatos electrónicos. En precios de automóviles nuevos, dijo, que costaban lo mismo que en el resto del país porque no se pueden adquirir en Estados Unidos.

"El asunto de un coche no es un buen ejemplo porque no podemos comparr en otro mercado", dijo.

El académico reconoció que la población que se va a ver más afectada con la homologación del IVA serán quienes no puedan ir a Estados Unidos a comprar las cosas que en México tendrán un precio superior.